Organizaciones de periodistas denuncian que el coronavirus no es una excusa para limitar el acceso a la información

903

Las organizaciones de profesionales de la información firmantes de este comunicado denuncian que las necesarias medidas de seguridad adoptadas frente al coronavirus están siendo utilizadas por diversas instituciones, organizaciones y partidos políticos como un pretexto para limitar el acceso de periodistas y fotoperiodistas a actos informativos que son de interés para la ciudadanía.

Con la excusa de que deben velar por la seguridad, se producen situaciones en las que claramente se impide el acceso de los informadores en asuntos que pueden resultar incómodos para sus protagonistas. Por el contrario, cuando a esas mismas instituciones, organizaciones o partidos les interesa comunicar algo, no tienen inconveniente en comparecer y hacer canutazos en los que los profesionales no pueden mantener las medidas de seguridad adecuadas.

Los medios de comunicación en general, y el fotoperiodismo en particular, no son agencias de comunicación a disposición de los interesados sino el medio para que la ciudadanía reciba información veraz y plural sobre asuntos que son de interés general.

Las organizaciones firmantes de este comunicado lamentan que la COVID-19 esté siendo utilizada como una coartada para, en determinados casos, ocultar información. Los profesionales de la información piden que les convoquen a cubrir los actos informativos con seguridad en vez de enviar gratuitamente a los medios de comunicación las fotografías o vídeos.

Esta práctica, aplicada por los grandes clubes de fútbol, algunos partidos políticos y otras organizaciones e instituciones, facilita solo la información que le interesa a quien la ofrece, por lo que vulnera el derecho de la ciudadanía a recibir una información plural.

Asimismo, denuncian que el coronavirus está siendo utilizado por diversas instituciones y entidades para generalizar los pools de fotógrafos, una práctica que limita el acceso de los profesionales a un acto informativo a un único medio que después lo facilita a los demás. Restringir con ese método el número de profesionales que pueden acceder a una cobertura informativa debería ser algo excepcional, cuando existan causas justificadas para adoptarlo.

La Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión (ANIGP-TV) pide que cuando alguien convoque a los medios para realizar declaraciones en la calle, lo haga con un sistema de sonido que permita a los profesionales escuchar sus palabras y realizar preguntas a una distancia adecuada.