Pilar Balet analiza la comunicación de las entidades sociales en tiempos de pandemia

614

Cómo hagan frente las organizaciones sociales a esta crisis definirá su supervivencia a medio y largo plazo. Pilar Balet, periodista y consultora de Stone Soup Consulting, analiza en Ethic junto con Ángela Millán cómo están adaptando las entidades del tercer sector su comunicación para reforzar su mensaje y potenciar la captación de fondos.

La pandemia y el distanciamiento social han entrado de lleno en el Hospital Asilo de Luarca, en Asturias. Sus residentes son personas mayores cuya vida hasta ahora se centraba en disfrutar de las visitas, realizar actividades en el exterior y vivir de cerca. Sin embargo, hoy permanecen aisladas en el centro, sin apenas contacto físico y con miedo al contagio. “Antes de esta situación para nosotros era muy importante comunicar la alegría que se vivía dentro de la residencia, cambiar esa percepción negativa que habitualmente se tiene de los asilos contando al mundo nuestro día a día, las anécdotas, en definitiva la vida… Con el coronavirus esa alegría la hemos perdido, no sabemos cómo comunicar nuestro trabajo y llegar a la gente”, explica Sandra Cuesta, directora del centro. Se trata de una de las consecuencias directas que la pandemia está teniendo sobre muchas de las entidades sociales en España: ¿cómo comunicar cuando muchas de las organizaciones están todavía en busca de su propia nueva normalidad?

Algo similar le ocurre a la organización ‘Zancadas sobre Ruedas’ en Murcia. Ante la imposibilidad de seguir adelante con sus actividades deportivas con personas dependientes, estos meses han centrado su labor en prestar asistencia en los hogares y reforzar el contacto entre sus usuarios a través de las redes sociales. “Los chicos necesitan salir de nuevo, hacer ejercicio y volver a su vida de siempre. Pero nos resulta difícil ayudarles a vencer el miedo al contagio si no ven en nuestras redes sociales que hemos vuelto a la normalidad, algo que nos resulta muy difícil de transmitir con la actividad parada”, comenta su presidenta Teresa P. Rodríguez.

La pandemia se ceba sobre todo con los colectivos más vulnerables. Acostumbradas a hacer mucho con poco, las organizaciones sociales requieren hoy de todavía mayor resiliencia para afrontar este momento tan complejo. La distancia social está poniendo en jaque muchos de los pilares que sustentan su labor, también la de su sostenibilidad económica.

Este artículo, que puede leerse de manera íntegra en Ethic.es se ha redactado en el marco del proyecto probono ‘Recetas para el impacto’ de Stone Soup Consulting, que ha contado con la participación de 29 entidades sociales.