¡Periodistas fuera de las cárceles!

94

Reporteros Sin Fronteras saca del olvido a los periodistas encarcelados en el mundo en el Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Reporteros Sin Fronteras celebró el viernes, 3 de mayo, el Día Mundial de la Libertad de Prensa, con un acto en apoyo y recuerdo a los casi 300 periodistas y blogueros encarcelados en todo el mundo, algunos condenados a cadena perpetua y a muerte por intentar cumplir con su trabajo: informar.

El periodista, Javier Gallego, ha iniciado el evento “atrapado” en una televisión de plasma desde la que ha destacado que “no queremos periodismo en una pantalla plana”. “No deberíamos admitir ruedas de prensa sin preguntas, ¿no creen?”, ha dicho arrancando el aplauso de los asistentes.

Malén Aznárez, presidenta de Reporteros Sin Fronteras España, ha coincidido en criticar las declaraciones “plasmáticas” del presidente del Gobierno. Si bien, ha recordado que en otras partes del mundo, los periodistas se juegan la vida y su libertad por informar. “El estado de la libertad de prensa en el mundo es lamentable, con más de 90 periodistas asesinados y 300 encarcelados; además de secuestros, torturas… y esta situación va en aumento”, ha subrayado Aznárez.

Por eso, Aznárez, ha recordado que “diez periodistas de los tantos que están encarcelados están apadrinados por colegas españoles”. “Son sus voces porque ellos no pueden hablar. No debemos condenarlos dos veces: que a la condena física se una la del olvido”, ha explicado. “Lo que no podemos hacer es callarnos”, ha concluido Aznárez, que ha recordado que desde que RSF promueve el apadrinamiento de periodistas encarcelados se ha logrado la puesta en libertad de más de una decena de ellos.

Dos de esos informadores, el bloguero egipcio Kareem Amer y el periodista tunecino Fahem Boukadous, en su día apadrinados por RSF-España, y apoyados por periodistas españoles con la intermediación de RSF, han intervenido y contado cómo fue su paso por la cárcel por ejercer su libertad de expresión.

Kareem Amer pasó cuatro años en la cárcel acusado por blasfemia. Su “delito” fue denunciar la discriminación de la mujer en  Egipto y criticar al entonces presidente de ese país, Hosni Mubarak.  Entrevistado por la periodista Mayte Carrasco, que ha cubierto diferentes conflictos bélicos, Amer ha subrayado que tres años después de la Primavera Árabe,  “las cosas están peor”. Por eso, se ha instalado en Noruega, donde se siente más seguro para continuar con su labor de escritor.

Fahem Boukadous, primer periodista excarcelado tras la caída del régimen tunecino de Ben Alí, ha hecho balance de la situación actual de su país. “A pesar de que la libertad de expresión es el único objetivo que hemos conseguido con la revolución tunecina, sigue habiendo periodistas agredidos, amenazados de muerte y se producen tres condenas a profesionales al mes”, ha lamentado. “Tenemos mucho miedo de que la dictadura se reproduzca, de pasar de una dictadura policial a una religiosa”.

El periodista se ha mostrado, sin embargo, esperanzado sobre el futuro de Túnez. “A pesar de todo, nosotros también vamos a tener una democracia civil”, ha dicho. “¿Ha merecido la pena pasar por la cárcel, viendo la actual situación del país?”, le ha preguntado la reportera Mayte Carrasco. “No podemos tener un bebé sin sufrimiento. Y la revolución de Túnez es nuestro bebé”, ha respondido rotundo entre aplausos.

 

Leer más: http://www.rsf-es.org/news/espana-%7c-%c2%a1periodistas-fuera-de-las-carceles%21/