Denuncian que el envío gratuito de material gráfico por los partidos políticos perjudica a los fotoperiodistas autónomos

1326

La precampaña de las elecciones del próximo 4 de mayo en la Comunidad de Madrid demuestra, una vez más, que los fotoperiodistas autónomos (muchos son falsos autónomos) y freelances son los más perjudicados por la pandemia del coronavirus. Y, lamentablemente, a ello contribuyen tanto los partidos políticos que no les convocan a sus actos y envían gratuitamente sus propias fotografías y vídeos a los medios de comunicación como las empresas que cubren la información gráfica con ese material.

Los medios de comunicación encargan cada día trabajos a muchos profesionales que no pertenecen a sus plantillas, sobre todo a fotoperiodistas autónomos y freelances, y les pagan por cada una de esas tareas. Pero en esta precampaña electoral, como disponen gratuitamente de ese material porque se lo facilitan algunos partidos políticos, no les envían a cubrir ninguna información y esas personas no cobran.

El Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM) rechaza esta práctica, porque impide que los periodistas autónomos y freelances puedan dedicarse a su profesión e intenten vivir de ella, algo nada fácil al ser el colectivo más precario de una profesión ya muy precarizada.

Este sindicato hace un llamamiento a los partidos políticos para que faciliten el trabajo a los periodistas pero sin perjudicar a los fotoperiodistas autónomos y freelances, y pide a los medios de comunicación que no cubran la información gráfica con ese material que reciben gratis -salvo en casos excepcionales- porque siempre será el que beneficie al partido político y no el que pudiera ser más interesante para la ciudadanía.

Los partidos políticos deben estudiar fórmulas que permitan trabajar a los fotoperiodistas autónomos y freelances, respetando siempre las medidas sanitarias establecidas y con la limitación de aforo correspondiente, sin marginarlos.

Las medidas de seguridad en el trabajo a las que obliga la pandemia no pueden ser una excusa para que algunos partidos políticos pretendan instalarse definitivamente en prácticas perjudiciales para el derecho a la información de la ciudadanía, como la de esquivar las preguntas y repreguntas convocando ruedas de prensa solo telemáticas o facilitar gratis la información gráfica que les interesa a la vez que impiden trabajar a fotoperiodistas autónomos y freelances.

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) -a la que pertenece el SPM- ya denunció hace un año que los profesionales autónomos y freelances eran los más perjudicados por la situación derivada de la pandemia, como también lo fueron en la crisis económica de 2008, y pidió medidas de ayuda para ese amplio colectivo que no han llegado.