Periodistas de Aragón lamenta el nombramiento de una ingeniera electrónica como responsable de Comunicación de la planta de Stellantis (PSA-Opel) en Zaragoza

1770


Periodistas de Aragón lamenta que Stellantis (el grupo automovilístico resultante de la fusión de PSA-Opel y FCA) haya nombrado como responsable de Comunicación de su planta en Figueruelas (Zaragoza) a una ingeniera electrónica en lugar de a un o una periodista.

Hace unos días se conoció que Isabel Poblaciones, ingeniera electrónica que ha ocupado distintos puestos en las áreas de Compras y de Finanzas de PSA, es la nueva responsable de Comunicación de la fábrica de Opel en Aragón, en sustitución de Mar Gasca, licenciada en Empresariales.

Desde el más absoluto respeto a las decisiones empresariales, el Colegio de Periodistas de Aragón no puede dejar de lamentar que para los puestos relacionados con la Comunicación las empresas no seleccionen a personas formadas en este ámbito, alimentando un intrusismo que viene de lejos en esta profesión. Y más cuando Aragón cuenta con dos facultades donde se imparten los grados en Periodismo, por lo que no se trata un problema de la oferta, sino de la demanda.

Sin dudar en ningún momento de la valía como ingeniera de la persona elegida, Periodistas de Aragón estima que es necesario que grandes empresas, punteras y referentes en la Comunidad, como es el caso Stellantis, apuesten por introducir en sus plantillas a periodistas, que son capaces de desarrollar el trabajo de comunicación, interna y externa, con rigor y profesionalidad, porque para eso se han formado y han adquirido, en muchos casos, una experiencia que beneficia a la propia empresa. Dudamos que una empresa eligiera a un periodista para hacer la tarea de un ingeniero.

El Colegio de Periodistas, institución de derecho público encargada de velar por el buen ejercicio de la profesión periodística, de garantizar los derechos de los periodistas y de vigilar que estos cumplen con sus deberes, hace un llamamiento también a los agentes económicos para que difundan entre todas sus empresas la necesidad de que elijan a la persona adecuada, por formación y experiencia, para los puestos de comunicación.