Nieves García Casarejos: “Los alumnos del Erasmus rural descubren una oportunidad de vida en los pueblos”

660
Nieves García Casarejos recibe el Premio RSA por el programa 'Desafío'

Nieves García Casarejos, directora de Universa y del Título de Experto en Responsabilidad Social de la Universidad de Zaragoza, es una de las responsables del programa ‘Desafío’, impulsado junto con la Diputación de Zaragoza. Conocida también como Erasmus rural, esta iniciativa surgida en 2018 permite a los estudiantes universitarios hacer prácticas en empresas, instituciones y asociaciones de los municipios zaragozanos. 

Desde su puesta en marcha, el programa suma más de 60 alumnos que han adquirido una experiencia laboral y vital. El año pasado, recibió el Premio RSA del Gobierno de Aragón, y en esta edición, ha triplicado su presupuesto, al pasar de 30.000 a 100.000 euros.    

¿Por qué surge el Programa Desafío?

Nace como una idea de la Cátedra DPZ sobre Despoblación y Creatividad. El objetivo era introducir a los estudiantes en el mundo rural y, para ello, se concibe el programa Desafío. Se gestó en febrero de 2018, con un presupuesto de 9.000 euros, y durante la primera edición facilitó la realización de 13 prácticas.

¿Cuáles son los atractivos de esta iniciativa?

Se pretende acercar talento y personas formadas al mundo rural. Los alumnos ven que hay una oportunidad de trabajo en el medio rural, e incluso una forma de vida. Es una práctica integral. Conocen cómo se vive en los pueblos y qué supone salir de la zona de confort de la ciudad.

Por su parte, muchas empresas reciben un soplo de aire fresco con la llegada de estos estudiantes e incluso una nueva forma de enfrentarse a realidades cotidianas.

Además, para las organizaciones y pequeñas y medianas empresas del medio rural, el programa está totalmente financiado por la Diputación de Zaragoza, que cubre la bolsa de gastos del estudiante. No obstante, también pueden participar grandes empresas instaladas en el territorio.

¿Y cuál es la valoración de las empresas?

Un éxito. El 100% de las empresa y entidades repetirían la experiencia. Se muestran muy contentos de lo que han aprendido de los propios estudiantes y creen que su estancia ha supuesto un nuevo impulso a su negocio con ideas innovadoras y ganas de aprender.

¿Qué se valora a la hora de realizar el proceso de selección de entidades y empresas?

Valoramos a las entidades y empresas por cuestiones como la población en la que desarrollan su actividad, el grado de envejecimiento de esa localidad, la innovación del proyecto que están realizando, o la vinculación con la práctica académica.

¿Predomina algún área académica dentro de estas prácticas?

Destaca, principalmente, el sector cultural. Sobre todo, carreras como Historia del Arte y Bellas Artes, centradas en la recuperación y promoción del patrimonio. También otras como Información y Documentación o Marketing, para la creación de rutas turísticas.

Además, este año, se incorpora el programa ‘Arraigo’ para las prácticas de egresados de la Universidad de Zaragoza.

Sí, el único requisito es que el sitio al que va a hacer prácticas esté a un máximo de 50 kilómetros de donde estés empadronado, siempre que no sea Zaragoza capital. Se lleva a cabo como una formación directa para el empleo, con un máximo de 350 horas, y con el fin de ver si hay posibilidades de vinculación laboral.

En este caso, el programa funciona muy bien con egresados en áreas de Ciencias como Química, Geología o Ciencia y Tecnología de los Alimentos.