La FIP destaca en su informe anual las agresiones a periodistas en Cataluña

75

La Federación Internacional de Periodistas (FIP), a la que pertenece la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), alerta en su informe anual 2019 de las agresiones a periodistas en Cataluña durante las manifestaciones del pasado mes de octubre.

informe-fip

La FIP señala que mientras el número de asesinatos de periodistas en Europa se redujo en 2019, los actos de violencia física aumentaron en Europa, con casos registrados de graves violaciones de la libertad de prensa, 80 de los cuales afectaron a la seguridad y a la integridad física de los informadores.

De estos casos, la mayoría se produjeron en Francia, como parte de la represión policial en las manifestaciones de los “chalecos amarillos”, y en España, en el marco “de las manifestaciones ligadas a la crisis catalana”.

La FAPE denunció en octubre del pasado año que el ejercicio libre del periodismo estaba sufriendo graves limitaciones en Cataluña a raíz de las agresiones de manifestantes independentistas a periodistas y cámaras de televisión.

En su informe anual, la FIP señala que 49 trabajadores de medios fueron asesinados en 2019 en todo el mundo, la mitad de las muertes registradas en años anteriores.

América Latina fue la región con mayor número de muertes (19), el 37% del total mundial, seguida por Asia y el Pacífico (12) y África (9), Oriente Medio y el mundo árabe (8) y Europa (2).

En América Latina, se produjeron asesinatos de periodistas en Brasil (2), Colombia (1), Haití (2), Honduras (3) y México (10).

La FIP indica que México sigue siendo el país más peligroso de la región y del mundo para ejercer el periodismo. La profesión está amenazada en gran medida por los cárteles del crimen organizado y la debilidad de un poder político incapaz de atajar la violencia y hacer justicia con los asesinos.

“También resultan alarmantes las docenas de casos de asesinatos de periodistas que siguen sin ser investigados y resueltos por las autoridades mexicanas”, añade la FIP,  que es la organización de periodistas más grande del mundo, que representa a 600,000 profesionales de los medios en 187 sindicatos y asociaciones en más de 140 países.

La Federación ha hecho un llamamiento a los gobiernos para que se comprometan a luchar contra la impunidad de los crímenes contra periodistas y trabajadores de medios de comunicación y que las empresas formen a sus trabajadores en materia de seguridad y proporcionen pólizas de seguro y equipamiento.

Según la Federación, los datos de 2019 arrojan dos conclusiones fundamentales. La primera, que las amenazas, la persecución, encarcelamiento y el asesinato de periodistas no solo tienen lugar en países en guerra o zonas de conflicto. La segunda, que las víctimas de estos ataques son, en su mayoría, periodistas locales, que se ven amenazados por investigar e informar sobre abusos de poder, corrupción y crimen organizado.

Desde el lanzamiento del informe de la lista de asesinatos en 1990, la FIP ha registrado 2.530 muertes de periodistas.

Consulta el informe completo de la FIP en inglés.