Isabel Poncela: “Queremos sentirnos orgullosos de ser periodistas, y que la Asociación y el Colegio sean útiles para todos”

124

Isabel Poncela lidera la candidatura ‘APAsionados’ en las elecciones a la Asociación de Periodistas de Aragón (APA) y el Colegio Profesional de Periodistas. Se licenció en Periodismo en 1995 en la Universidad de Navarra. Llegó a la Agencia EFE en 1996, donde ha cubierto la información política de Aragón hasta convertirse en enero de 2019 en delegada territorial. Dentro de la APA, ha sido vocal y secretaria en dos legislaturas.

23 años desde la última vez que hubo elecciones en la Asociación, más de dos décadas en las que el periodismo ha evolucionado bastante. ¿Por qué ha dado este paso para liderar una candidatura?

Estamos en un momento muy complicado, muy decisivo y muy difícil para la profesión, unas circunstancias en las que se requiere un gran esfuerzo para poner solución a los problemas. Todos compartimos el diagnóstico, hay una gran precariedad, malas prácticas por empresas y periodistas, y cada año cientos de chavales que salen de las facultades sin visos de encontrar una oportunidad laboral.

Actualmente, estoy en un momento personal y profesional para dar este paso, por mi experiencia de 23 años en el periodismo y mi conocimiento de la realidad de la sociedad aragonesa. Hemos formado una candidatura con experiencia y con ganas de trabajar.

Hablamos de Periodismo, pero también de Comunicación. ¿Qué necesidades tienen los profesionales en estos momentos?

El periodismo no es igual que el de hace 23 años, o el de hace cinco. Existen una gran cantidad de perfiles. Ahora un periodista no es el únicamente el que trabajaba en una radio o en un periódico. Nuestro ánimo es representar a todos los asociados y colegiados. Tenemos que analizar sus necesidades y para ello hemos pensado crear unas comisiones mixtas contando con la participación de la gente. El objetivo final es conseguir que consideren que esta casa es útil, que se involucren y participen, para encontrar soluciones a nuestras necesidades profesionales.

Muchos de los profesionales desarrollan su trabajo por cuenta propia. ¿Cómo apoyan desde su candidatura a los freelances?

Debemos tener claro que la Asociación de Periodistas no es un sindicato. En ocasiones, me consta que se ha intentado mediar en conflictos laborales, y chocar contra grandes grupos mediáticos resulta complicado. Es cierto que en la actualidad hay falsos autónomos y profesionales freelances que colaboran en cuatro o cinco proyectos y trabajan más de ocho horas al día para llegar a final de mes.

En España hay cerca de 30.000 periodistas en paro, según una de los últimos estudios de la Encuesta de Población Activa (EPA) ¿Qué servicios pretende ofrecer a los periodistas desempleados para ayudarles a salir de esta situación?

Formaciones específicas. Ahora, se sale de las facultades con un Grado en Periodismo o Comunicación, pero no tienen el pulso del trabajo real. Vamos a pedir a los asociados que nos comuniquen sus necesidades formativas. Y además queremos acercarles casos de compañeros periodistas que le han dado una vuelta de tuerca y han sabido emprender en determinados proyectos de comunicación.

Además, queremos que la bolsa de empleo de la APA sea más útil, reunirnos con organizaciones e instituciones para que sepan que contamos con profesionales que pueden realizar trabajos eventuales de comunicación.

Dentro de esta interacción con organismos, tenemos planteado firmar un pacto por el empleo con instituciones y organizaciones empresariales para fomentar la empleabilidad.  Se ha de tener en cuenta el trabajo de periodista como una labor esencial no solo en medios de comunicación, sino también en administraciones públicas y empresas. Que no se nos considere unos empleados de segunda, como ocurre en algunos casos.

Por otro lado, consideramos beneficioso que haya una asignatura en Educación Secundaria que explique la importancia del Periodismo y la labor consagrada por la constitución que los periodistas ejercemos. En este sentido, defendemos la labor docente de los periodistas y comunicadores.

El Congreso de Periodismo Digital y la Fiesta de los Periodistas de Aragón son los actos principales impulsados desde la Asociación de Periodistas de Aragón. ¿Qué otras actividades plantean?

Las cuentas de la Asociación están saneadas, aunque los recursos son los que son, y las instituciones colaboran hasta donde pueden. Es cierto que el Colegio Profesional nos da otra interacción con las entidades, pero prometer cosas que no se pueden cumplir me parece poco honesto. En función de los recursos con los que contemos, me comprometo a esforzarme en realizar aquellas actividades que la gente nos demande para seguir creciendo.

La reciente creación del Colegio de Periodistas de Aragón dota a los periodistas de un instrumento para defender la profesión ante las administraciones públicas. ¿Considera que sigue habiendo intrusismo profesional en instituciones públicas?

Hemos tenido casos concretos con la Universidad de Zaragoza, donde la plaza para estar al frente del gabinete de Comunicación no exigía contar con una titulación de Periodismo. Si tú te preparas para un trabajo determinado, te tienen que exigir una titulación para ejercerlo. Vamos a hablar con todas las instituciones para hacerles ver que esto tiene que ser así.

En relación con esto último, planteamos además la necesidad de que en las grandes instituciones haya un gabinete de periodistas permanente, más allá de los asesores del presidente de turno, y que realice un trabajo informativo diario de servicio público.

En la APA son periodistas todos los que están, pero no están todos los que son. ¿Como plantean recuperar a antiguos asociados y atraer a nuevos miembros?

Es cierto que hay gente que se ha desencantado a lo largo de todos los años de andadura. La Asociación intenta representar a todo el colectivo, pero es difícil dar respuesta a cada uno de los asociados. Nuestro principal objetivo es atraer a la gente que se ha ido para que sientan que esta casa les es útil. Quienes están enfadados con la APA necesitamos saber el porqué. También necesitamos saber por qué la gente no quiere asociarse.

Tenemos que hablar mucho, que la gente nos cuente, preguntar e intentar dar solución en la medida de nuestras posibilidades a los grandes problemas que surjan en común

También pretendemos intensificar la formación, tener más presencia social y que la ciudadanía sea consciente de la importancia de nuestra labor. Queremos involucrarnos con la sociedad, que los movimientos ciudadanos relacionados con la igualdad, la pobreza, la infancia y la inmigración tengan voz de periodistas como una forma de colaborar.

¿Y qué les diría a los jóvenes que ven incierto su futuro profesional a la hora de salir de las facultades de comunicación?

Muchos chicos que salen de las facultades nunca llegan a ejercer como periodistas y eso les aleja de formar parte de una asociación que representa a estos profesionales. Queremos intensificar mucho la relación con las universidades, ir allí, hablar con los estudiantes, contarles que hay muchas opciones y que ser periodista ya no es sólo trabajar en un periódico o en una radio…

Queremos ir y contarles, y que conozcan experiencias reales de personas que están ahora en el mundo laboral. Para ello, tenemos un programa de mentoring, donde queremos poner en contacto a estudiantes con profesionales de cierta experiencia en todos los campos de la comunicación, para que puedan aprender el uno del otro.

Además, en nuestro programa incluimos la puesta en marcha de un programa de antenas universitarias con chicos y chicas implicados para que difundan las actividades de la asociación y el Colegio entre los alumnos de la Universidad.

Todos los estudiantes de Periodismo han de saber que en esta casa tienen un asidero. Analizaremos seriamente la posibilidad de unas rebajas sustanciales en las cuotas en los dos primeros años desde que se gradúan.

Si sale elegida su candidatura, ¿cuál será la primera medida que tome?

Lo primero de todo será darle las gracias a la gente por haber confiado en nosotros. Somos una candidatura que tenemos muchas ganas de hacer cosas, de reivindicar y mantener los proyectos que se han hecho bien, y también de culminar otras iniciativas, e intentar dar soluciones a las necesidades de nuestros asociados y colegiados.

Lo queremos hacer con mucho buen humor, con mucha alegría, sonriendo mucho, y también con mucho sacrifico, para que esta profesión tenga reconocimiento social y la gente se sienta orgullosa de ser periodista.