La FAPE condena la agresión a una periodista de Telecinco

51

La FAPE condena tajantemente la agresión sufrida por la periodista Laila Jiménez, de Telecinco, durante la cobertura informativa de la manifestación del aniversario del 1-0, en Barcelona. La Federación manifiesta su solidaridad con Jiménez y con todos los periodistas que han víctimas de la violencia física en las últimas semanas por informar acerca de la actualidad catalana.

laila-jimenez

La reiteración de estos ataques confirma que determinados sectores del independentismo han emprendido una clara e intolerable estrategia de ataque a los derechos constitucionales a la libertad de expresión y a la información, pilares fundamentales de la democracia.  Su objetivo es minar estos derechos y, de paso, debilitar a la propia democracia. Nada democrático se construye sin respetar tales derechos, subraya la FAPE en un comunicado.

Sin libertad de información desaparece el resto de libertades y se cercena el pluralismo necesario e imprescindible para que los ciudadanos puedan formarse su propia opinión. Estas nuevas agresiones a periodistas confirman que el ejercicio libre del periodismo está sufriendo graves limitaciones en Cataluña, lo que no solo debe preocupar a las organizaciones profesionales del sector, sino también a los responsables públicos y a los ciudadanos. Los que protagonizan o promueven las agresiones a periodistas buscan imponer un velo de silencio sobre la información, objetivo que es inaceptable en un sistema democrático como el nuestro.

La FAPE insta al gobierno catalán a que condene estas agresiones, tome  medidas para que no se repitan y garantice el libre ejercicio del periodismo. Flaco favor hace a Cataluña y al propio independentismo la estrategia de agresiones a los periodistas. Y flaco favor le hace a la imagen de una Cataluña pacífica, moderada, moderna y avanzada.