Los técnicos de la radio y televisión autonómicas suspenden todas las movilizaciones convocadas durante las Fiestas del Pilar

152

Los trabajadores de Telefónica Servicios Audiovisuales en Aragón TV y Aragón Radio han aprobado desconvocar todos los paros anunciados desde el 6 al 15 de octubre, que afectaban a los actos más emblemáticos de las fiestas, ante la previsión de que la empresa no va a optar a la renovación de su contrato de servicios con la CARTV, que termina el próximo 31 de enero. En esta situación, se ha optado por centrar los esfuerzos en reclamar a los partidos políticos que los pliegos del próximo concurso de adjudicación incluya cláusulas sociales.

Prensa CARTV-Edificio

Desde el comité de empresa de TSA Aragón se ha explicado que la compañía ya ha dejado pasar la opción de renovar con Telemadrid, aunque jurídicamente TSA Madrid es una filial distinta, y ha mostrado su intención de acabar con los contratos con televisiones autonómicas, por lo que se suman su capacidad de resistir las presiones laborales con las negociaciones con los despedidos en Madrid. Así, se desconvocaron los paros convocados para los días 5 y 6, el día del Pregón de Fiestas, y el sábado 7 la plantilla votó si se desconvocaba también el resto, una postura que respaldaron 102 de los empleados sobre 152 votos emitidos, mientras que 46 apoyaron continuar y hubo 3 votos en blanco y uno nulo.

El presidente del comité de empresa, Fernando Torres, ha señalado que las huelgas suponen un “sacrificio notable” para los empleados, por lo que continuar las huelgas sería “pelear por nada”, aunque ha destacado tanto que continuarán el resto de reclamaciones, como que las distintas protestas desde marzo han servido para conseguir algunos avances y que el nuevo adjudicatario deberá mantener el total de la plantilla “y no se repetirán situaciones muy desagradables de otra ocasiones”.

El objetivo es ahora llevar las reclamaciones de los trabajadores a la próxima adjudicación de la explotación y mantenimiento de los servicios técnicos en la radio y televisión autonómicas y que en los pliegos de la nueva licitación, que deben aprobarse entre octubre y noviembre, los partidos políticos “concreten las nombradas cláusulas sociales”, de forma que las condiciones de los trabajadores afectados no difieran de las del personal laboral propio de la CARTV.