Amnistía Internacional pide firmas por la liberación del fotoperiodista egipcio Shawkan, preso de conciencia desde 2013

166

Amnistía Internacional está dedicando una de sus campañas de recogidas de firmas a pedir la liberación de Mahmoud Abou Zeid, conocido como Shawkan, reportero gráfico egipcio de 30 años, que permanece encarcelado desde agosto de 2013 tras tomar fotografías de la violenta dispersión de una sentada de protesta en la plaza Rabaa al Adaweya de El Cairo. La organización pide la liberación inmediata e incondicional de Shawkan, ya que es un preso de conciencia detenido exclusivamente por su trabajo de periodista.

csm_Mahmoud_Abu_Zeid1_1deebe4d24

La ONG denuncia que Shawkan ha sufrido tortura y otros malos tratos bajo custodia y tampoco recibe la atención médica que necesita para la hepatitis C.  Acusado de tentativa de homicidio y reunión ilegal entre otros cargos falsos, si es declarado culpable corre el riesgo de ser condenado a muerte. Aunque ha doblado ya el máximo de dos años de prisión preventiva que fija la legislación egipcia, su proceso judicial parece no tener fin y su vista se retrasa una y otra vez y la Fiscalía ha denegado hasta en 17 veces su libertad por razones médicas.

Amnistía Internacional ha recordado la campaña por su liberación al coincidir ahora el cumpleaños de Shawkan, 10 de octubre y la convocatoria de una nueva fecha para su juicio, fijado para el 17 de octubre si no se produce un nuevo cambio de fecha.

Durante su detención, Shawkan ha recibido el Premio a la Libertad de Prensa John Aubuchon y el pasado noviembre el Premio Internacional a la Libertad de Prensa 2016 del Comité para la Protección de los Periodistas. ”La fotografía no es solo una afición. Es un modo de vida. No solo es agarrar una cámara y disparar una fotografía. Es la manera de ver la vida y todo aquello que hay alrededor de ti… Mi pasión es la fotografía pero estoy pagando con mi vida el precio de esa pasiónSin la fotografía, una parte de mi ha desaparecido”, escribió en una carta al comité que ha premiado su labor.

Según la Clasificación Mundial 2017 de la Libertad de Prensa en el Mundo, que elabora Reporteros sin Fronteras, Egipto ocupa el puesto 161 sobre 180 países, y a seis años de las protestas que acabaron con la presidencia de Hosni Mubarak  es una de las mayores cárceles de periodistas del mundo después de China, Eritrea, Irán y Turquía.