La Facultad de Filosofía afronta una reforma “de mínimos”

106

Los andamios llegaron ayer a la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza, que acoge el grado de Periodismo. La institución académica acomete unas obras de urgencia que pretenden garantizar las condiciones mínimas del edificio a la espera de una rehabilitación integral que podría iniciarse el próximo año.

Los trabajos iniciados ayer tienen un presupuesto de 20.000 euros, a cargo del Ejecutivo autonómico. Según indicó ayer el decano de la facultad, Eliseo Serrano, “la intervención de mínimos no resuelve las necesidades reales del centro, aunque la entendemos como una forma de demostrar interés por algo que ha estado olvidado durante demasiado tiempo”.

Los trabajos se extenderán previsiblemente durante dos semanas y entre algunas actividades menores incluyen la sustitución del ascensor que ardió hace unos meses. El cambio permitirá adaptar el nuevo elevador a la legislación de accesibilidad, pues en estos momentos los pisos superiores del centro no están adaptados para las personas en silla de ruedas.

Otra de las “mejoras temporales” que se abordarán en los próximos días será el aislamiento térmico. “Intentaremos proteger a los alumnos de las inclemencias del tiempo, pues en los meses de invierno la calefacción no puede calentar las aulas que se encuentran en el cuarto piso”, reconoció el decano. Se instalarán nuevos cierres en las ventanas, juntas aislantes y se intentará que el calor no se disipe por un mal aislamiento. Además, se revisarán las muchas goteras que sufre el edificio y que en algunos momentos se han concretado en la caída de trozos del techo sobre las mesas de estudio. “No podemos realizar muchas intervenciones más porque todo lo que se realice debería tener una fecha de caducidad próxima”, explicó Serrano.

El Gobierno de Aragón ya se ha comprometido a trabajar en la redacción de un proyecto de rehabilitación integral para un centro en muy mal estado de conservación que acumula un retraso histórico en el campus de San Francisco. En la propia institución académica ya están en marcha las comisiones de Infraestructuras y Financiación que tienen que dar el visto bueno al proyecto. “Después de un abandono de varias legislaturas por fin parece que se toma en consideración un centro de la importancia de Filosofía y Letras”, indicó el decano.

Publicado en El Periódico de Aragón