¿Navidad en Hong Kong?

106

Artículo publicado en la página web de Victoria Pascual.

Mucha gente se pregunta si se celebra la Navidad por estas latitudes. La respuesta es un poco ambigua ya que, al menos en Hong Kong, se celebra en parte por la tradición y en parte porque constituye una excusa perfecta para comprar, la afición más popular entre la gente de estos lares. No quiere decir que en otros lados la Navidad sea pura fe, amor y solidaridad, pero quizá la reunión familiar sea una gran excusa que la respalde.

Y es que la cena en familia para los hongkoneses llega en diciembre con la celebración del solsticio de invierno, una festividad de mayor relevancia para los locales que queda eclipsada a ojos del extranjero por la decoración navideña que inunda las calles. Las grandes marcas adornan sus escaparates y los centros comerciales disponen unos armatostes navideños bastante impactantes a su entrada que crean la sensación al público de estar dentro de un cuento infantil. La ciudad sigue la misma línea, con los rascacielos repletos de figuras creadas con luces de colores, árboles de Navidad, muñecos de una nieve que aquí nunca se ve y otros ornamentos que, quieras o no, le hacen a uno sentir la Navidad aunque esté a 15 grados.

Quizá lo más curioso sea que todo el ambiente festivo que en España queda en casa se traslade a la calle. Así, en el día de Nochebuena hay conciertos de bandas de música, gente cantando villancicos o sexys Mamás Noel bailando al fresco para promocionar unas cuantas marcas. Y así pasa la Navidad, con un 25 de diciembre de comercios, restaurantes y mercados abiertos, y gente y más gente con bolsas ocupando las calles de los barrios más comerciales y cortando el tráfico mientras la policía se afana en ordenarlo.

Comunes aglomeraciones que, ante el miedo de que los movimientos pro democracia impulsores de la “Revolución de los Paraguas” lo aprovechen para llevar a cabo alguna acción, han sido la causa por la que la tradicional cuenta atrás prevista para Nochevieja en los barrios de Tsim Sha Tsui y Causeway Bay se haya suspendido. No es una fecha muy significativa, pues el Año Nuevo Chino es quien manda en esta liga, pero habrá que ver qué tipo de celebración vive una ciudad tan cosmopolita para despedir el 2014.

Victoria Pascual

Periodista