Malén Aznárez: “Si se ataca la libertad de prensa, las condiciones democráticas disminuyen”

218

Leticia Celma

La presidenta de Reporteros Sin Fronteras en España, Malén Aznárez, recuerda la importancia de la figura del periodista en general para el desarrollo de la democracia en una entrevista que mantuvo con la Asociación de Periodistas de Aragón. Además recalca la situación precaria que viven algunos periodistas freelance y el actual desplazamiento de la cobertura en los frentes de guerra de los que apenas se ocupan ya los grandes medios de comunicación.

¿Cómo valora este año en cuanto a libertad de prensa en España?

En lo que va de año han mejorado algunos aspectos. España ha salido de la lista de depredadores de la libertad de prensa. En el sentido de que muchos periodistas, antes amenazados por ETA, ya pueden trabajar y vivir sin escolta. También es positiva la liberación de los periodistas españoles (Marc Marginedas, Ricardo García Vilanova y Javier Espinosa) en Siria, que ha tenido una gran repercusión no solo en España. Podrían haber sido asesinados, como ha sucedido con los periodistas americanos. Afortunadamente no fue así.

Otros aspectos han empeorado. Por ejemplo han aumentado las quejas de periodistas y fotoperiodistas que en las manifestaciones han tenido problemas con las fuerzas públicas. Principalmente los fotoperiodistas freelance han sufrido ataques y problemas porque no van identificados con el brazalete distintivo, que no es obligatorio.

Otro aspecto negativo ha sido el cierre de medios y el empeoramiento de la cobertura en los grandes frentes de guerra. Estas zonas han dejado de ser cubiertas por los grandes medios y, en su lugar, han pasado a ser cubiertas por profesionales freelance mal remunerados. Se está produciendo un desplazamiento de la cobertura. Algunos freelance dejan de ir a los frentes porque no pueden pagarse el viaje. Van en condiciones precarias, sin seguridad, sin chalecos antibalas, alguno no puede pagarse ni el seguro… No son aspectos positivos.

Además la ley de Seguridad Ciudadana pende como una espada de Damocles sobre los periodistas porque puede llegar a entorpecer todavía más el ejercicio de la libertad de prensa.

 

El secuestro de Ricardo García Vilanova mostró la difícil situación que viven los freelance. ¿Cómo se podría resolver?

Es difícil. Habría que decir a las empresas que los profesionales se están jugando la vida y que hay que pagarles adecuadamente. No puede ser que una noticia del frente de guerra se pague a 75 euros. Esto tendrían que planteárselo las empresas. Hay muchos freelance veteranos que tienen que replantearse ir al frente.

MALEN_AZNAREZ 2
Malén Aznárez, presidenta de RSF, apuesta por defender la figura del periodista en general./RSF

En España los periodistas han vivido momentos violentos en manifestaciones y en la valla de Melilla. ¿Qué está ocurriendo para que la libertad de prensa esté cada vez más castigada?

Eso deberías preguntárselo a los gobernantes. Si se ataca la libertad de prensa, las condiciones democráticas disminuyen. No se puede contraponer la seguridad a la libertad de prensa. Las fuerzas tienen la obligación de ayudar a los periodistas y no poner problemas, como están poniendo.

 

¿Por qué se está utilizando a los profesionales de la información como un arma de guerra?

Ya hace años que se está utilizando a los periodistas como un objetivo, por ejemplo ocurría en Afganistán. Recordando el caso ‘Couso’, se sabía que en aquel hotel estaban alojados los periodistas y, sabiéndolo, dispararon, matando a Couso. No es nuevo. Hace ocho o nueve años eran objetivos de todo tipo de guerrillas, narcotraficantes, radicales religiosos… También les han estado matando en Nigeria, Asia, América Latina…

La guerra de Siria está transformando la forma de hacer información. Ahora los periodistas son objetivos en Siria y se han radicalizado las situaciones con la actuación del ISIS. Los profesionales se han convertido en un negocio de guerra y del terror. Se han aumentado los secuestros y los asesinatos horripilantes realizados con una ideología medieval y una tecnología sofisticada, en cuanto a rapidez. Todo ello hace que sea difícil la situación a la que se enfrentan los periodistas.

 

¿Qué significaría para el periodismo que se diera un carpetazo definitivo al caso ‘Couso’?

Esperamos que no ocurra. Hay una actuación pendiente y una petición de detención enviada a la Interpol. Pero Estados Unidos no hace caso. Esperemos que no se dé carpetazo al caso. La familia Couso recurrirá y luchará. Sería triste y lamentable tanto para la libertad de prensa como para la justicia que se cerrara el caso ‘Couso’.

 

¿Por qué hay que luchar por la figura del reportero?

No solo hay que luchar por la figura del reportero sino también por la del periodista en general, entendiéndolo como el profesional que consigue información contrastada y contextualizada. Es imprescindible para la democracia y para los ciudadanos que a través de la información se enteran de lo que está pasando y de los abusos y toman conciencia para exigir sus derechos. La información seria y responsable es la base de cualquier Estado democrático.