‘Crónica y Mirada’, un repaso por el periodismo narrativo

63

La profesora de la Universidad de Zaragoza María Angulo ha coordinado el manual ‘Crónica y Mirada’. Después de su éxito en América Latina, el libro se publicó en octubre de 2013, ha recaído en nuestro país con el objetivo de mostrar las características, los detalles y la importancia del periodismo narrativo y literario en la actualidad. Se trata de un texto híbrido que sirve como manual, pero también para cualquier interesado en el género porque en él colaboran importantes cronistas de España y Latinoamérica.

‘Crónica y Mirada’ no es solo un manual dirigido a la Universidad, es un libro de fácil lectura y accesible a todos los públicos interesados en el periodismo narrativo. María Angulo, como coordinadora, ha logrado la colaboración de importantes cronistas de la talla de Martín Caparrós y Leila Guerriero. “No es un texto encorsetado al ámbito académico”, describe Angulo.

presentacionBCN
Presentación en Barcelona

En el texto pueden distinguirse dos partes, una dedicada a ensayos y otra con crónicas. En la primera, el periodista argentino Roberto Herrscher y el crítico literario Jorge Carrión son algunos de los ensayistas que indagan en el nuevo periodismo norteamericano y en la narratividad de las series, respectivamente.

En la segunda parte, de crónicas puras, se encuentra el perfil de Nicanor Parra, escrito por Leila Guerriero, o artículos de Juan Villoro y Martín Caparrós. Éste último es analizado por María Angulo en el ensayo ‘Matar una mariposa’. No son los únicos nombres importantes del Periodismo y de la Comunicación, también colaboran Leticia García, Sofía Lázaro, Eduardo Fariña, Natalia Corbellini, Alba Muñoz, entre otros.

En este libro hay aportaciones de las dos universidades de Zaragoza que imparten la titulación de Periodismo. Ejemplo de ello es la participación de Jorge Miguel Rodríguez, profesor de la Universidad de San Jorge, que ha trabajado conjuntamente con María Angulo, la Universidad de Zaragoza, en numerosas ocasiones.

‘Crónica y Mirada’ es una “polifonía de voces, de aquí y de allí”, comenta Angulo sobre este proyecto que ha unido las experiencias latinoamericanas y españolas en cuanto a la redacción periodística. Al respecto, la profesora explica que el término de crónica no se entiende con el mismo sentido en América Latina que en España.Con la palabra “crónica” se trata de englobar no solo al género periodístico que se conoce y se enseña en España con unos rasgos pautados, sino que va más allá, englobando los artículos y reportajes literarios.  “Es un macrogénero, periodismo narrativo”.

Por su parte, unir el concepto de “mirada” al de “crónica” representa lo más importante: “hay un sujeto que mira”. María Angulo apunta que desde la mirada se construye la realidad. El sujeto proyecta y recoge el material. Y, en definitiva, mirar es pensar. El periodismo narrativo es un género más pausado. Una buena crónica, según opina la coordinadora de ‘Crónica y Mirada’, consiste en discutir, escuchar, sentir y poder ver lo importante, además de aplicar el rigor y las reglas del periodismo.

 

El Periodismo inmediato.

Respecto a la creciente inmediatez que cada vez es más visible en los medios de comunicación, la profesora de la Universidad de Zaragoza puntualiza que hay dos tendencias en el periodismo: la inmediatez y el “slow journalism”. En la inmediatez prima la información bruta y urgente. En cambio el “slow journalism” está pensado para un periodismo narrativo, que siempre ha estado funcionando, pero que en España había quedado algo apartado y que en la actualidad se está volviendo a retomar.

Además, el mundo digital está aportando un valor añadido al periodismo narrativo. La profesora ha comprobado que el periodismo literario también utiliza las herramientas transmedia e incluso han surgido medios de comunicación en línea que apuestan por el género de la crónica.

María Angulo recuerda que hay grandes cronistas en España como Álvaro Colomer, Gabi Martínez, Jorge Carrión, Ander Izaguirre y Manuel Jabois. El lector que esté interesado en conocer más nombres puede encontrar más información en el manual ‘Crónica y Mirada’, un trabajo que quiere transmitir la importancia de leer las crónicas.

 

Las características de una buena crónica.

En España hay buenos periodistas y buenas crónicas, el problema es que no hay espacio para estos artículos, cuenta María Angulo tras sus estudios. No obstante, existen lectores que quieren piezas elaboradas pausadamente y medios de comunicación que dejan páginas libres para crónicas breves.  Incluso han surgido revistas como Líbero o Panenka, enfocadas a las crónicas deportivas, y Jot Down y El Estado Mental. 

En rasgos generales, una buena crónica debe tener un buen reporterismo de base y salir a la calle. Según María Angulo, es la forma de sentir las texturas y el ambiente. Asimismo es preciso entrevistas a diversas fuentes y contrastar. “Cualquier tipo de nota no es lo mismo que si ves el lugar, la textura…”, añade. El trabajo de cambio previo es importante, sentencia Angulo entre los principales requisitos.

María Angulo agrega que es relevante un comienzo atractivo con frases sintomáticas y no reducirse al retrato de lo más folclórico. En esta línea, aconseja tratar de ser capaz de tener la mirada más lejos, pensando que el artículo pueda servir a alguien en Colombia, por ejemplo. El objetivo es trasmitir ese folclore o esas dificultades a otro lugar. Y, por último, la parte narrativa depende de cada periodista, es original e individual.

Más datos del libro, editado por Libros K.O.