El incendio del Corona no fue un acto terrorista, según la Audiencia Nacional

342

El juez central de instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, ha determinado que el incendio en el Hotel Corona de Aragón de Zaragoza en el que murieron 78 personas en 1979 no fue un acto terrorista. El magistrado había reabierto esta causa el pasado marzo después de la petición de cinco víctimas, que esgrimieron una sentencia del Tribunal Supremo de 2009 en la que se reconocía como víctima del terrorismo a una mujer que murió en el siniestro y se concedía una medalla a su familia.

_corona-victima

El magistrado alega un informe remitido a la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, según el cual “ningún nuevo dato se ha producido que avale que la comisión de los hechos se realizase por organización terrorista“. Sin embargo, en 2009, una sentencia reconocía como víctima del terrorismo a una mujer que murió en el siniestro y concedía una medalla a su familia. El fallo decía que intervinieron al menos tres personas y que hubo tres focos simultáneos. En el año 2000, el Gobierno tomó la “decisión administrativa” de pagar a las víctimas para acabar con lo que consideraba era “un desamparo de 21 años”.

_corona-heraldo

El 27 de junio de 2012, el Gobierno condecoró, a título póstumo, con la Gran Cruz de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo a cinco soldados del contingente español muertos en misiones internacionales, una víctima de ETA y otra víctima del incendio del Hotel Corona de Aragón. 

incendio-corona

Por otra parte, Víctor Gené, presidente de la Asociación Cultural y Deportiva de los Bomberos de Zaragoza, hizo mención, el pasado 28 de febrero, al incendio, durante los actos de conmemoración del 150 aniversario del Cuerpo en la capital aragonesa. Gené afirmó que el servicio ha variado mucho desde su fundación en 1863 y la dotación “ha mejorado”, afirmando que tragedias “como la del hotel Corona y la discoteca Flying” han contribuido a impulsarla.

El suceso que se vivió hace 34 años, en lo que hoy es el Hotel Meliá, sigue siendo un misterio sin esclarecer al cien por cien, además de uno de los misterios locales más populares. De hecho, son muchos los que opinan que la habitación 510 del hotel está impregnada de una inquietante presencia espiritual.

 

Fotos: ARCHIVO DE HERALDO, montaje de ANVELA