Rosa Castro, una periodista aragonesa en Bolivia

234

Rosa Castro narra sus experiencias y el camino que recorrió buscando un lugar en el que se sintiera cómoda, tanto laboral como personalmente. Actualmente reside en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra, ejerciendo la profesión periodística.

“Mi experiencia con Latinoamérica se remonta a 1994, cuando viajé a Guatemala unos meses y estuve trabajando en el periódico Prensa Libre. Allí me enamoré de cómo se puede ejercer el periodismo en estos lares y la importancia vital para la sociedad que tiene esta profesión.

Años más tarde me concedió la APA una beca en el año 2002 y estuve unos meses en Paraguay, en El Chaco Paraguayo. Fue allí donde me encargué de la sensibilización con reportajes sobre cómo viven las poblaciones indígenas y cómo está la infancia.

La razón de que ahora viva en Bolivia fue por una beca.En el año 2004 viajé por primera vez a Bolivia por una beca que se me concedió a través de Ibercaja, a través del Máster de Estudios Sociales Aplicados de la Universidad de Zaragoza, para realizar una investigación sobre un tema que me había impresionado mucho cuando había estado en Guatemala: los niños en situación de calle. Como este máster tenía un convenio con una universidad de Bolivia, fue allí donde fui. Aproveché mi mes de vacaciones y me ocupé del trabajo de campo, que dio lugar a reportajes en prensa y pudo culminar años más tarde en el libro “Los niños en situación de calle en Bolivia” (Editorial Entinema, año 2008)

En 2006 la APA me concedió otra beca, aprovechando también mi mes de vacaciones de agosto, porque he de aclarar que he estado 10 años contratada como periodista de divulgación científica en un proyecto del Gobierno de Aragón (www.aragoninvestiga.org). En ese tiempo de un mes, me ocupé de la comunicación en un organismo para la defensa de la niñez, escribiendo artículos y ocupándome de la sensibilización…

En el año 2008 sensibilizada por el tema de la niñez estuve de voluntaria en una oenegé aragonesa, MPDL, en un hogar de niños…. (el mes de mis vacaciones).

En 2010 viajé para ocuparme de la comunicación de un proyecto sobre el MAL de Chagas, enfermedad endémica, que padecen millones de personas y está enclavada en América del Sur. Bolivia tiene una gran incidencia… Viajé con investigadores aragoneses y con Pilar Mateo, investigadora valenciana, al Chaco Boliviano. Esto dio lugar a reportajes y notas de prensa, porque el proyecto estaba apoyado por el Gobierno de Aragón.

Aquel año también estuve en Bolivia ocupándome de la comunicación del Primer Foro Suramericano de situación de Niñez en Calle, que tuvo lugar en Santa Cruz de la Sierra, me ocupé de las notas de prensa, de reportajes…. y en al año 2011 viajé un mes y estuve colaborando en una revista, con reportajes, entrevistas (Vanidades Bolivia), al tiempo que estaba desarrollando mi trabajo de campo para mi tesis doctoral centrada en Niñez en calle.

A partir de esta fecha, en el año 2012 ya me planteé qué hacer y tomé la decisión de probar la experiencia de estar más tiempo en Bolivia y dedicarme profesionalmente al periodismo o investigación.

Así, dejé mi trabajo en España y viajé en septiembre de 2012 y estuve trabajando en un colegio dando talleres de periodismo a niños. Y meses más tarde, me vinculé a la Universidad Gabriel René Moreno, en el Observatorio Infanto Juvenil, donde me he ocupado de la campaña de comunicación “Vacúnate contra la violencia Infantil”. Y ahora en la actualidad estoy contratada en la Facultad de Humanidades, en materia de comunicación, prosiguiendo con los trabajos de investigación para este Observatorio, y con la posibilidad de dar clases para postgrado…

Además, también colaboro con medios españoles como Periodismo Humano, y deseo comenzar a hacer colaboraciones en la prensa boliviana….

Creo que hay posibilidades de trabajar en Latinoamérica. Soy muy positiva. Los profesionales de la comunicación de España estamos muy preparados y aquí hay campo. En la ciudad donde estoy, Santa Cruz de la Sierra, el periódico más importante es El Deber y hay canales de televisión significativos como PAT, Unitel y Red Uno. La radio no es un medio fuerte, periodísticamente hablando, en esta ciudad”.