Resoluciones adoptadas en la Asamblea General de la Asociación de Periodistas de Aragón

46

En su asamblea general extraordinaria del sábado 27, la Asociación de Periodistas de Aragón (APA) repasó las circunstancias complejas e inquietantes que rodean actualmente al sector de la comunicación y a sus profesionales. Factores como el paro, el subempleo, los bajos salarios, la sustitución de los contratos laborales normalizados por becas y falsos autónomos… se han convertido en habituales. En paralelo, los periodistas han perdido su papel central en los medios y, en general, en el manejo de la información, lo que les deja fuera de su función esencial: indagar en la realidad para describirla y analizarla de manera veraz, rigurosa e independiente. De esta forma, el funcionamiento de la democracia pierde una de sus piezas capitales.

Ante todo ello, la asamblea general de la APA adoptó una serie de resoluciones encaminadas a crear una línea de denuncia y resistencia ante lo que se considera una crisis sin parangón en el periodismo español. Dichas resoluciones son las siguientes:

–Como forma de hacer notorio su malestar, los periodistas y demás trabajadores de la información aragoneses acudirán a los actos informativos portando en un lugar visible de su indumentaria un distintivo (lazo, pin o pegatina) en el que se muestra su disconformidad e indignación ante la situación laboral y profesional que viven. La APA y la propia Federación de Asociaciones de Periodista de España (FAPE) proveerán inmediatamente de tal distintivo.

–La APA, junto con la Plataforma de Trabajadores de Medios Informativos recientemente constituida, estudiarán la posibilidad de organizar un acto de protesta en la calle, manifestación o concentración, a convocar en las próximas semanas.

–Se formará en el seno de la APA una Comisión específica de periodistas en paro dedicada a trabajar junto con la Junta Directiva en la puesta en marcha de medidas destinadas a crear empleo de calidad así como a gestionar la bolsa de trabajo de la Asociación.

— Se utilizará la página web de la Asociación, que próximamente será objeto de una profunda remodelación, como un instrumento para difundir las reivindicaciones, denuncias e inquietudes del sector.

–Se respaldan las decisiones de la Junta en lo tocante a la inclusión de la APA en los movimientos sociales que en estos momentos se movilizan contra la Reforma Laboral y otras medidas que están contribuyendo gravemente a deteriorar las condiciones de trabajo de asalariados y profesionales, incluidos los periodistas.

— Ante la proliferación de las llamadas becas de posgrado como una forma de “normalizar” el subempleo y la explotación de los jóvenes periodistas, que durante los tres años posteriores a su titulación se ven obligados a someterse a este truco contractual, la APA decide:

Primero.- Elaborar un código elemental de buenas prácticas en lo que se refiere a las becas de posgrado o formación así como a las llamadas prácticas de verano para estudiantes. Se fijarán, de acuerdo con las comisiones sectoriales que actúan en el seno de la APA, unos mínimos para las remuneraciones y unas exigencias básicas en las condiciones de trabajo y aprendizaje.

Segundo.- Precisar unos mínimos en el porcentaje de becarias/os sobre el conjunto de la plantilla de cada medio y empresa para impedir la sustitución masiva de contratos laborales por becas.

Tercero.- Impedir que las becas se prolonguen más allá del primer año tras la titulación, de forma que posteriormente la relación entre el periodista y la correspondiente empresa se concrete en un contrato laboral normalizado en términos razonables.

Cuarto.- Intentar que los medios o empresas de cualquier tipo que no cuentan con periodistas en su platilla, no logren en ningún caso los servicios de uno o varios de ellos mediante el sistema de becas. No puede haber becas donde no haya previamente periodistas contratados.

Quinto.- LA APA se dirigirá a las instituciones públicas para sugerirles que rompan toda relación económica (contratos, convenios, colaboraciones, etcétera) con empresas que no ajusten su práctica laboral a estas elementales condiciones.

Sexto.- En un ejercicio de coherencia, La Asociación de Periodistas de Aragón expulsará, previa resolución del expediente a que hubiese lugar, a todos aquellos de sus miembros que en su condición de empresarios o directivos incumplan de manera manifiesta los códigos de buenas prácticas laborales. Tal expulsión y la denuncia consiguiente serán difundidas a través de la página web de la APA y por todos los medios posibles.

Séptimo.- Asimismo, la APA creará una distinción, que se otorgará en la misma fiesta de los periodistas de acuerdo con el voto de todos los asociados, para reconocer a las empresas de la comunicación que vengan aplicando una mejor y más digna política de contratación y trato de sus trabajadores.

–La APA creará un foro estable de debate sobre los problemas de la profesión y su evolución.

Asimismo, los presentes en la asamblea se pronunciaron en relación con la huelga general del próximo 14-N. El 51% votó apoyando dicha convocatoria, el 41% lo hizo en blanco y el 8% en contra. Entendiendo que finalmente ir o no a la huelga será un opción personal que la APA no puede controlar, se acordó en todo caso preparar una presencia de periodistas y trabajadores de la información en la manifestación que tendrá lugar el día de la huelga. En colaboración con la Plataforma de Trabajadores, la APA preparará una pancarta y lanzará una convocatoria concreta para acudir todos juntos a dicha manifestación.

Por otro lado, la asamblea ratificó anteriores acuerdos para mantener en marcha el proceso de conversión de la APA en colegio profesional.

La APA realizará una nueva asamblea general extraordinaria en unos meses para analizar la evolución de los acontecimientos que afectan a los periodistas aragoneses. Lo excepcional de la situación, los terribles efectos de la crisis y el ya citado deterioro de las condiciones de trabajo exigen de esta entidad de naturaleza profesional una actitud vigilante, y de todos los periodistas su máxima disposición a la unidad, la participación y la lucha por su dignidad colectiva.

[nggallery id=20]