Reporteros Sin Fronteras lanza la campaña “Apadrina la libertad de información”

90

La Asociación de Periodistas de Aragón y conocidos periodistas apadrinan a un colega encarcelado para darle voz

El periodista chino Hada, cronista político de 55 años, de The Voice of the Southen Mongolia, está en prisión desde hace diecisiete años, acusado de separatismo y espionaje sólo por publicar información. También están en prisión, desde hace dos años, su mujer Xinna, y su hijo Uiles, por contar la situación de su padre en los medios internacionales. El caso de Hada tiene algo en común con los otros 291 casos de periodistas y blogueros, de todo el mundo, que están hoy en la cárcel simplemente por ejercer su profesión: por querer informar.

Lo mismo que Hada, el turco Nedim Sener (del diario Milillet, en prisión desde hace 10 meses), el egipcio Maikel Nabil Sanad (primer bloguero encarcelado por un tribunal militar tras la caída de Mubarak), y el iraní Hossein Ronaghi Maleki (casi dos años en prisión, por criticar la censura) se han incorporado este año a la lista de diez periodistas que apadrina la sección española de Reporteros Sin Fronteras.

De la lista del pasado año, cuatro periodistas lograron la libertad: Hu Jia, de China; Pedro Argüelles Morán, de Cuba; Fahem Boukadous, de Túnez; y Zarganar, de Birmania.

Pero en ella, tristemente, siguen los periodistas eritreos Dawit Isaak (del semanario Setit, encarcelado desde hace 10 años, sin juicio alguno, por reclamar la libertad de expresión) y Yirgalem Fisseha Mebrahtu (periodista de prensa y radio, encarcelada desde hace dos años sin acusación). Lo mismo que la ruandesa Agnès Uwimana Nkusi (directora de la revista Umurabyo, en prisión desde hace año y medio), el chino Shi Tao (periodista del Dangdai Shang Bao encarcelado hace siete años, acusado de divulgar secretos de estado); el birmano Nay Phone Latt (bloguero, tres años en prisión por usar internet); y Annakurban Amanklychev, periodista de Turkmenistán (encarcelado desde hace cinco años, acusado de traicionar a la patria por grabar un documental sobre su país para una productora francesa).

Reporteros Sin Fronteras-España ha comprobado que apadrinar a periodistas encarcelados, en países donde no se respeta la libertad de información, es prácticamente un seguro de vida para ellos. También quiere evitarles una segunda condena: la del silencio y el olvido.

Son muchos los periodistas españoles que colaboran con Reporteros Sin Fronteras apadrinando a estos colegas perseguidos. Periodistas como Ana Blanco, Siscu Baigés, Rosa María Calaf, David Cantero, Carmen Gurruchaga, Monserrat Domínguez, Soledad Gallego-Díaz, Paloma Gómez Borrero, Fernando González Urbaneja, Rosa Montero, Pedro Piqueras, Hilario Pino, Nativel Preciado, Jon Sistiaga, José Antonio Sorolla, Rosa Massagué o Maruja Torres, por citar sólo algunos.

La Asociación de Periodistas de Aragón participa en la campaña con el apadrinamiento del periodista Eritreo Dawit Isaak, que fue detenido el 23 de septiembre de 2001 en Asmara, junto a otros nueve periodistas, supuestamente por criticar la ausencia de libertad de expresión en Eritrea.

Reporteros Sin fronteras lanza este año, el día 12 de diciembre, la campaña “Apadrina la libertad de información”, y dedica esta jornada a recordar a los periodistas encarcelados en el mundo. En su página web (www.rsf-es.org) encontrarás el dosier completo de la misma: la lista de periodistas encarcelados y su trayectoria, los padrinos y madrinas; y los vídeos de algunos conocidos profesionales confesando por qué han apadrinado a un/a periodista en tan penosa situación, y por qué consideran importante sumarse a esta campaña.

Más información: RSF