Aumenta un 2,6% el paro de los periodistas, tras seis años de caída

57

La decimosexta edición del Informe de la Profesión Periodística, que edita anualmente la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), vuelve a ofrecer “una radiografía de la situación de la profesión periodística”, destacó Juan Caño, presidente de la APM, al tiempo que remarcaba tres capítulos incluidos en el informe “muy interesantes y candentes” en la actualidad: la desinformación, la situación de los medios lanzados por periodistas y la precaria situación de la libertad de prensa en Europa. Uno de los datos más llamativos que desvela el Informe de 2019 tiene que ver con el resentimiento del empleo periodístico. La cifra de periodistas parados registrados en las oficinas de empleo repuntó un 2,6% en el último año, hasta los 7.003 personas, siendo el 63% mujeres frente a un 37% de hombres.

público-informe-2019-apm

Se rompe así una racha de descensos en el número de parados iniciada en 2013, con 10.560 periodistas en desempleo. Luis Palacio, director del informe, aclaró que “hay más periodistas en paro” de los que refleja el Informe presentado y que los datos recogen el número de profesionales que “solicitan en primer lugar trabajo como periodistas” en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

A pesar de este hecho, el paro y la precariedad laboral desciende al segundo puesto en la clasificación de los principales problemas de la profesión, que encabeza la mala retribución del trabajo. A estos le siguen la falta de rigor y neutralidad en el trabajo, la falta de independencia política o económica de los medios en los que se trabaja y el aumento de la carga de trabajo y la falta de tiempo para elaborar la información.

Al respecto de la mala retribución del trabajo periodístico como principal problema, resulta paradójico, -manifestó Palacio-, que el 70% de los periodistas y comunicadores contratados y el 50% de los autónomos que trabajan en comunicación considera que “su nivel de ingresos es suficiente para vivir”. Frente a estos, aclaró, los autónomos que trabajan en tareas periodísticas consideran “estar claramente mal retribuidos”.

Hacer frente a la precariedad es uno de los retos fundamentales que debe afrontar la profesión, pero no el único. También “nos enfrentamos a la redefinición de nuestro papel” en un mundo que “ya es prácticamente digital”. Un factor adverso a esta realidad, resaltó Palacio, es el desplazamiento de los recursos económicos -que hace unos años estaban en los medios informativos-, a los medios dedicados al entretenimiento o hacia las plataformas tecnológicas (Google o Facebook).

Mientras tanto, el número de periodistas sigue creciendo. En 2018, se graduaron en España un total de 6.401 estudiantes de Periodismo y Comunicación Audiovisual. Con estas cifras y contados solo desde que salió la primera promoción en 1975, Luis Palacio prevé que en 2019 se supere el listón de los 100.000 titulados en Periodismo en nuestro país. En lo que se refiere al reparto por sexos de los titulados en Periodismo, “la relación se mantiene bastante estable a lo largo de los años: el 63% son mujeres, por un 37% de hombres”, precisamente los mismos porcentajes correspondientes al número de parados.

Tras hablar de independencia y presiones, Palacio hizo hincapié en una de las principales novedades del Informe 2019: el capítulo dedicado a la desinformación. En este caso, la opinión de los periodistas y la de los españoles coincide completamente, ya que para el 87% de los primeros y el 91% de los segundos es un problema importante o muy importante.