La FAPE rechaza cualquier intento de modificar el derecho a la libertad de información ante las declaraciones de la vicepresidenta Carmen Calvo

158

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha rechazado en un comunicado cualquier intento de “modificar el derecho a la libertad de expresión e información, tal y como lo recoge el artículo 20 de la Constitución”, en respuesta a las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, partidaria de que se revise la legislación sobre este asunto en la Unión Europea.

240818Consejo3

Calvo declaró durante la inauguración de unas jornadas de la Asociación de Periodistas Europeos que “la libertad de expresión no lo resiste todo, no lo acoge todo” y que la UE tendrá que revisar de forma conjunta la legislación sobre este asunto porque los países necesitan “seguridad. En una intervención sobre la cual no quiso luego hacer declaraciones, la vicepresidenta opinó que el fenómeno de las “fake news” hace necesaria la regulación del derecho a la información “porque no es asumible que una sociedad libre, diversa y democrática albergue falsas noticias”.

La FAPE recuerda el derecho constitucional “a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión” y, que en caso de que esto no se produzca, se rige por la autorregulación de la profesión, a través de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología, y por la legislación vigente. “En definitiva, los periodistas no estamos exentos de la ley y estamos obligados a respetar los derechos de los demás, sobre todo los relacionados con el respeto al honor, la intimidad, la propia imagen y la presunción de inocencia. También reconocemos nuestra obligación a difundir informaciones veraces, verificadas y diligentemente contrastadas, y debemos dar oportunidad a quien esté afectado por una información a que dé su versión de los hechos. Y, por supuesto, respetar y cumplir su derecho de rectificación”.

El comunicado de la FAPE subrya que cada vez que los Gobiernos tratan de regular la libertad de expresión es para limitarla, recordando que la UE renunció a legislar sobre las “fake news” precisamente por el riesgo de limitar la libertad de expresión. Las “fake news” se combaten con periodismo que se ciña a los códigos éticos y con planes de educación escolar. “De ahí que la FAPE haya propuesto que se imparta una asignatura de Periodismo en la ESO con dicho propósito educativo”, se recuerda.