Reporteros Sin Fronteras España destaca las intimidaciones a los periodistas en Cataluña en su balance de 2017

66

El presidente de la Sección Española de Reporteros Sin Fronteras (RSF), Alfonso Armada, ha hecho balance del año 2017, destacando especialmente que “muchos periodistas han tenido que soportar en Cataluña intimidaciones mientras hacían su trabajo en la calle, linchamientos en redes sociales, agresiones por las fuerzas de seguridad y un sinfín de hechos que han repercutido de manera negativa en el trabajo informativo”. En una entrevista concedida a Europa Press, Armada ha señalado que pese a éste y otros “asuntos dolorosos”, como la detención del periodista Hamza Yalçin y el escritor Dogan Akhanli por una orden de Interpol cursada por la Justicia turca. “sí ha habido algunos destellos de luz“.

Armada

Como nota positiva, Armada ha señalado que la organización recibió cientos de mensajes de respaldo tras publicar un informe en el que pedía respeto para los periodistas en Catalunya. “En eso consiste nuestro trabajo: estar de parte de la libertad de información y de los periodistas”, ha apostillado.

El presidente de RSF también ha resaltado los ejemplos en 2017 que muestran el interés creciente por el periodismo de investigación, pese a contrapartidas como la imputación a los reporteros de El Mundo que revelaron el caso de evasión fiscal masiva en el mundo del fútbol conocido como Footballeaks, “Otra muestra de que en España se intenta ejercer la censura en los juzgados, como ha denunciado en muchas ocasiones RSF”. Igualmente, Alfonso Armada ha destacado entre positivo y negativo que el  Congreso “abrió un resquicio” a la reforma de la Ley Mordaza, pese a que este proceso no ha avanzado.

Así, Armada ha destacado como deseos para 2018 que se derogue finalmente esta ley, además de que que el poder político, central y autonómicos, no interfieran “en la programación, que dejen trabajar a los profesionales, y que los profesionales lo sean de verdad y se ciñan a los hechos”; así como que la gente “vuelva a leer apasionadamente, periódicos, libros, revistas, webs” y así “se empiece a acostumbrar a pagar por los contenidos, ya que la información es un bien valioso y que los medios obren en consecuencia y dejen de suicidarse”.

“Me gustaría pensar que el periodismo recuperará el prestigio de que gozaba si huye del sensacionalismo, de la simplificación, del sesgo ideológico, del partidismo, de la superficialidad, de la repetición, si actúa como contrapoder, si no se alinea con partidos ni con intereses financieros, si investiga a fondo, si no se casa con nadie, si cuenta historias de verdadero interés humano, si verifica los datos hasta la saciedad, si se empeña en buscar la verdad caiga quien caiga, si se esmera en elaborar crónicas y reportajes de largo aliento, si trata a sus usuarios con inteligencia y respeto, si contribuye a elevar el nivel de debate intelectual y político, si contribuye a aumentar la curiosidad, el espectro de conciencia, si se esmera en explicar la complejidad del mundo”, ha concluido el presidente de RSF España.