El Colegio de Periodistas de Galicia pide tratar el caso de Diana Quer como violencia de género

98

La localización del cadáver de la joven Diana Quer y la detención de su asesino confeso, tras casi 500 días desaparecida, ha motivado un movimiento de denuncia sobre cómo se trato el caso en distintos medios, denunciando el tratamiento sensacionalista y machista de numerosas informaciones. Ante las noticias aparecidas, la Junta de Gobierno del Colexio Profesional de Xornalistas de Galicia ha difundido un comunicado en el  que se reclama tratar el caso como violencia de género así como respeto a la intimidad de las menores.

diana quer

El Colegio de Periodistas de Galicia resalta que su código deontológico y distintas declaraciones y documentos señalan como la violencia de género “no solo se manifiesta en los malos tratos dentro del ámbito doméstico, sino en todos los tipos de violencia dirigidos contra las mujeres por el simple hecho de ser mujeres“. En este sentido, y “sin prejuicio de lo que puedan establecer en otro sentido las investigaciones policiales y judiciales” pide que todos los medios traten el caso como un ejemplo de violencia machista “y por lo tanto una violación de los derechos humanos y un atentado contra la libertad y la dignidad de las personas, encuadrándolo en su contexto ideológico y social y combatiendo la ideología que lo provoca: el supremacismo patriarcal por el que el papel femenino está supeditado al masculino”.

Igualmente se hace una mención a los comentarios de los lectores en los medios digitales para pedir que se establezcan medios de filtro y control que impidan “la publicación de opiniones que perpetúen la ideología patriarcal, justifiquen la violencia de género o transmitan cualquier otro contenido vejatorio”, por considerar que “una información no puede tratar de manera ética y responsable esta lacra social si comparte espacio con comentarios de este tipo”-

Finalmente, el comunicado muestra la preocupación del colegio por las informaciones en los que se han compartido material de las redes sociales y datos que pueden llevar a la identificación de dos menores, un familia de la víctima y otra del homicida, y recalca que debe respetarse su intimidad en todos los casos, más aún cuando no son personas implicadas directamente en los hechos noticiosos.

Como conclusión, el colegio llama a la ética del conjunto de la profesión “para que no sume más dolor al dolor y para que podamos luchar desde los medios de comunicación contra la lacra social de la violencia de género, combatiendo sus causas e incentivando la toma de conciencia social”.