Julio Sánchez Millán cuenta su vida y la de la fotografía en Aragón en “Oficio y memoria de un fotógrafo zaragozano”

297

El fotógrafo y cineasta Julio Sánchez Millán ha publicado “Oficio y memoria de un fotógrafo zaragozano”, un repaso a su vida, su trabajo y el de su hermano Alberto, y al mundo audiovisual  en Aragón desde los años sesenta.  En declaraciones del autor, “este libro me ha salido de los recuerdos, al mirar de nuevo todos mis archivos y ver los trabajos que realicé hace años: para El Noticiero, para Andalán, para la Diputación de Zaragoza, en el estudio Tempo. Los he recordado y los he vuelto a vivir como si, después de medio siglo, se volviesen a repetir”.

FOTO: Antonio Morón
FOTO: Antonio Morón

La Institución Fernando el Católico, editora del libro, lo presenta como unas “memorias de singular factura en las que priman los pasajes escritos en primera persona del plural, y en las que el narrador no es un único y universal protagonista, que recogen la vida y el trabajo de los hermanos Alberto y Julio Sánchez Millán, así como la que se convertiría en su razón de ser, y, en el caso de Julio, en su medio de vida: la pasión por el cine y la fotografía. Una infatigable vida de cineclubs, festivales, documentales, fotografías, una vida de fervor por el arte y la cultura teñida también de una combativa conciencia social.

Por su parte, el periodista Antón Castro resume el libro como “un homenaje a su hermano Alberto, cinéfilo, fotógrafo y gastrónomo, muerto en 2007, su propia autobiografía y una pequeña historia de la fotografía en Aragón”, y destaca que se rinde “un especial homenaje a los fotógrafos de prensa: Aurelio Grasa, Lucas Cepero, David Martínez Gascón ‘Kautela’, Luis Mompel y Miguel Marín Chivite, del que cuenta su peripecia en la Guerra Civil”.

Julio Sánchez Millán cuenta su condición de hijo de republicano, que murió muy pronto, sus años de escuela, la pasión inmediata por el cine (haría documentales con su hermano, uno de ellos sobre Pablo Serrano), sus vínculos con el Club Cine Mundo y el Cineclub Saracosta. Apostilla: “Son recuerdos nostálgicos, sentimentales, profesionales, históricos. Aprendí mucho de la vida y de las personas con las que me relacioné. Aprendía mucho cuando realizaba cada una de mis fotografías”.

El libro de Julio Sánchez Millán está lleno de detalles de la historia de Aragón y de Zaragoza en el franquismo y la Transición. La portada es una foto del 23 de abril de 1978, cuando “la marea humana” salió a la calle a defender la autonomía. Él perteneció a la plantilla de El Noticiero desde 1961 hasta 1973; luego fundó el Studio Tempo y a la vez colaboró mucho en Andalán, y allí se especializó en retrato. Desde 2007 ha desplegado una intensa actividad en la Real Sociedad Fotográfica de Zaragoza, en la que no solo se ha preocupado por su obra, sino por la de los demás.

 

Fuente: Heraldo de Aragón