La APA explicó a los socios las ventajas y propósitos del ya próximo Colegio de Periodistas de Aragón

58

Una de las principales reivindicaciones de la Asociación de Periodistas de Aragón, la creación de un Colegio Profesional, será realidad antes de un año. En un paso más en este proceso, el presidente de la APA, José Luis Trasobares, explicó en una asamblea extraordinaria de socios los objetivos que se persiguen con este proyecto y respondió a algunas de las dudas sobre el mismo, como los requisitos de admisión.

Ablacol

El presidente de la APA recordó que crear el Colegio de Periodistas de Aragón está aprobado en distintas asambleas y está respaldado por la FAPE por lo que la Junta Directiva comenzó el proceso ya en la anterior legislatura autonómica. Tras distintos problemas, el Ejecutivo ya ha conocido el anteproyecto de ley y durante el mes de noviembre está en fase de exposición pública antes de presentarse en las Cortes de Aragón. Trasobares explicó que se celebrarán reuniones con los distintos grupos parlamentarios con el objetivo de que la ley se apruebe en este periodo de sesiones, antes del verano.

Uno de los aspectos debatidos en la asamblea fue el de la relación entre el futuro colegio y la actual asociación, ya que las dos coexistirán como una doble marca. Trasobares explicó que esta fórmula es la más útil, ya que a través de la APA y la FAPE se mantendrán el carné de prensa, la relación con asociaciones en autonomías donde aún no existe Colegio o la participación en organizaciones internacionales como la FIP.

Aunque se reconocen algunas contradicciones en el sistema, desde la Junta Directiva se recalcó que actualmente es la mejor solución y los problemas prácticos se pueden resolver. Así, por ejemplo, el mismo proceso electoral permitirá elegir a los responsables en los dos órganos.

Con esta duplicidad se busca también que la APA siga trabajando en materias de la esfera privada y el Colegio se centre en la labor jurídica e institucional, ya que la ley le da un valor superior a la hora de relacionarse con el sector público. En esta línea, Trasobares adelantó que el primer objetivo para el nuevo Colegio será presentar un código de buenas prácticas en la Administración y las instituciones públicas.

Así, se señalaron como contenidos de este código que las convocatorias de plazas en gabinetes de comunicación exijan estudios específicos, que estos gabinetes cuenten con plantillas estables y no sean personal de confianza, o que el tiempo allí trabajado se valore como parte de la carrera administrativa.

Ablacol2

El otro aspecto debatido fue el de quién podrá ingresar como colegiado, ya que la ley vincula la colegiación a unos estudios específicos. José Luis Trasobares explicó que se ha seguido el ejemplo de los ya creados para reconocer títulos de la forma más amplia posible.

Así, se exigirá una licenciatura, grado o máster en Periodismo o Comunicación Audiovisual, pero se añaden los miembros de la APA ya inscritos en el registro profesional de la FAPE aunque no cumplan este requisito. Además, se ha destacado que se creará una comisión de admisiones para valorar los casos dudosos, con títulos fronterizos como Relaciones Públicas.

Como valoración final, el presidente llamo a los periodistas a colaborar en este proyecto señalando que el colegio es “un instrumento que puede ser útil, pero no resolverá nada por sí mismo; lo fundamental será la actividad de los asociados”.