Amnistía Internacional dedica una campaña de recogida de firmas a los periodistas encarcelados en Turquía

50

Amnistía Internacional está dedicando una de sus campañas de recogidas de firmas a pedir la liberación de los más de 120 periodistas y trabajadores de medios de comunicación que permanecen encarcelados en Turquía, en espera de juicio, desde el intento de golpe de Estado del pasado mes de julio. La ONG destaca que esta cifra “convierte a Turquía en el mayor carcelero de periodistas del mundo”; además del cierre de 160 medios.

AITurquia

El objetivo de Amnistía Internacional es llegar a las 10.000 firmas, que serán presentadas a Bekir Bozdağ, ministro de Justicia turco, con una petición para la puesta en libertad sin demora de todos los periodistas en la que se recurda la responsabilidad de las autoridades de respetar el derecho a la libertad de expresión y recalca el temor de que los detenidos sean “acusados de cargos infundados de terrorismo, con el fin de hostigar e intimidar a los periodistas que ejercen”.

Como imagen de esta campaña, AI presenta el caso de la novelista Aslı Erdoğan, que estuvo cinco meses en prisión por su papel como asesora y redactora del diario kurdo Özgür Gündem, ya cerrado y aunque desde diciembre está en libertad condicional, sigue acusada de terrorismo. Según relata: “En prisión, la peor tortura fue el frío a partir de septiembre. Una vez me llevaron a una gran sala con otras 20 mujeres; la presencia de otras personas me mantuvo viva (…) Desde mi excarcelación no escribo y creo que no voy a volver a escribir una columna en un futuro próximo. Estoy intentando recuperarme. Mientras estaba en prisión me mantuve; ahora que estoy fuera, he sentido realmente el impacto físico que ha tenido en mí”.

Según destaca Reporteros Sin Fronteras en su Informe Anual 2016, Turquía fue ese año “la principal protagonista del retroceso de la libertad de información”. En su Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa, el país ocupa el puesto 151, sobre 180.