La Unió de Periodistes Valencians concede su premio Libertad de Expresión a los periodistas egipcios y la PDLI

54

Los asociados de la Unió de Periodistes Valencians han concedido en asamblea, a propuesta de su Ejecutiva, el Premio Libertad de Expresión 2017 a los periodistas y fotoperiodistas egipcios, que vienen sufriendo una persecución y tratando de ser silenciados por las autoridades después del golpe de estado militar de Abdelfatah al Sisi; además, se ha decidido otorgar otro premio a la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI).  Los galardones se entregarán el próximo 3 de mayo, en el marco de las celebraciones del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

nova_executiva_2017-2021-1024x683

Los periodistas de la Comunidad Valenciana consideran que el premio puede ayudar a hacer visible la situación alarmante que sufren los periodistas en Egipto solamente por ejercer la función de informar y la clara vulneración de los derechos de libertad de expresión y libertad de prensa y, en la mayoría de casos, incluso la privacidad de la libertad con penas de prisión, a la que se enfrentan.

Según un informe del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), Egipto es uno de los países más peligrosos para trabajar y, según Reporteros Sin Fronteras (RSF), es la “segunda mayor prisión” del mundo para los informadores, sólo superada por China. El fotoperiodista Shawkan, encarcelado desde 2013 a la espera de juicio por tomar fotografías de unas protestas, o el presidente del Colegio Egipcio de Periodistas, Yehia Qalash, con una sentencia de dos años de prisión dictada contra él y otros dos periodistas de la cúpula de la institución por dar cobijo a dos periodistas críticos con el Gobierno y buscados por la Justicia, son solamente dos ejemplos de la persecución que está sufriendo el colectivo en el país.

La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) surgió por la preocupación de un grupo de organizaciones y personas del ámbito jurídico, del periodismo y de los movimientos sociales ante las amenazas a los derechos de libertad de información y de expresión en España: las reformas legales que penalizan el derecho de protesta y la difusión de información, como el Proyecto de Ley Orgánica sobre Protección de la Seguridad Ciudadana, o que impiden el normal funcionamiento de Internet, como la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual; normas que obstaculizan el acceso a la Justicia, como la de tasas judiciales; o que neutralizan el derecho a la información pública, como ocurre con la mal llamada Ley de Transparencia; o prácticas que, desde el poder político, buscan el control de los medios, como la contratación de publicidad institucional como elemento discrecional para garantizar la supervivencia de medios afines frente a los que no lo son, ponen de manifiesto la precariedad de estos derechos esenciales.

En la misma asamblea que concedió las premios, la asociación eligió su nueva ejecutiva, que en este mandato está encabezada por la periodista de el Mundo Noa de la Torre Alfaro.