La Universidad de Zaragoza adjudica el proyecto de reforma del edificio de Filosofía y Letras, sede de los estudios de Periodismo

82

La esperada reforma integral de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza, que alberga entre otros estudios, las aulas y despachos del grado de Periodismo, ha dado un paso con la adjudicación del proyecto técnico. Según informa El Periódico de Aragón, una Unión Temporal de Empresas formada por las empresas Hermanos Magen e Ingeniería Torné, ha sido la adjudicataria del proyecto; según decidió el lunes 19 la institución académica tras abrir los sobres de las tres compañías que habían presentado su propuesta.

P1120400rewebvmg

El Periódico de Aragón explica que la UTE había realizado una rebaja del 45% sobre los 535.000 euros sin IVA presupuestados en la licitación, mientras que las otras dos aspirantes –Ingenus e IDOM—ofertaban una rebaja que rondada el 20%. Las propuestas de las tres empresas diferían también en la fisonomía del centro. Ingenus proponía una facultad de aspecto cuadrado, Idom ofrecía varias alturas y la UTE presentó una alternativa con forma de E tumbada.

Tras esta resolución de la Universidad de Zaragoza se abre un periodo de quince días para formular alegaciones, por lo que si no hay recursos la asignación definitiva se aprobará en enero y se llevará a cabo la firma del contrato para realizar el mencionado proyecto de las obras. Sin embargo, todavía falta decidir si la reforma del edificio central y el pabellón de Filología se realizará a la vez y no uno tras otro, para acortar los plazos de la obra. Las Cortes de Aragón ya lo pidieron así al Gobierno de Aragón, tras una comparecencia del rector de la universidad, José Antonio Mayoral, aunque el PSOE votó en contra.

El edificio data de 1947 y lleva años esperando una rehabilitación completa, ya que el edificio no solo tiene importantes carencias, sino que peligra su integridad. En el último percance, el pasado septiembre, el hundimiento de un trozo de techo obligó a cerrar temporalmente las dos plantas superiores. Pese a ello, la obra lleva años sufriendo retrasos y el Gobierno de Aragón apuntó (antes del último suceso) a que no comenzarán hasta 2018, lo que ha motivado continuas protestas de los alumnos afectados.