David Marqués: “El periodismo local es más intenso, para lo bueno y lo malo”

185

El premio con el que cada año la Asociación de Periodistas de Aragón reconoce la labor de quienes trabajan en medios locales y comarcales ha sido este año para David Marqués, un ejeano que tras estudiar Periodismo en Salamanca emprendió, con otros dos socios, el desafío de crear una agencia local, Infomarcal, que actualmente edita los quincenales gratuitos “Hoy en Cinco Villas”, “Ecos del Cinca” y “Tempero”. El acta del jurado resalta que las publicaciones se han convertido en sus comarcas en un “referente fundamental”, demostrando, como señala el propio Marqués, que “el periodismo bien hecho puede estar en cualquier sitio”.

David Marqués recoge el premio en la categoría de periodismo local
FOTO: A Photo Agency

Cuéntanos la historia y lo que hace la empresa que diriges, Infomarcal.

Nació hace 15 años en Monzón, como un proyecto de autoempleo de tres periodistas. Al principio funcionamos como agencia para otros medios, pero enseguida vimos la necesidad de convertirnos en editores para ser rentables, aunque en esos años aún era más complicado que ahora por el coste de los equipos o de la impresión.

Un par de años después creamos el quincenal “Hoy en Cinco Villas” y después nos hicimos cargo de “Ecos del Cinca”, una de las cabeceras más veteranas de Aragón, que su propietario, el Ayuntamiento de Monzón, sacó a concurso público. También hace como una década vimos una carencia de información en el sector agroalimentario, porque las publicaciones existentes eran de empresas, no daban información objetiva, y sacamos “Tempero”; primero para los socios de las cooperativas de Cinco Villas, y que se ha ido extendiendo por Campo de Borja, Valdejalón y Ribera del Ebro.

De cada publicación tiramos unos 12.000 ejemplares y nos encargamos desde la redacción y la publicidad hasta el buzoneo puerta a puerta. “Hoy en Cinco Villas” se reparte desde Gallur, aunque ya no pertenezca a la comarca, hasta la Bal d’Onsera y es el único medio que cubre toda la comarca, donde no llegan otros medios como la radio.

Es verdad que es un trabajo duro y de los tres socios iniciales solo sigo yo. El equipo fijo de la empresa somos siete personas, entre redacción, administración, publicidad y reparto. En Cinco Villas trabajamos dos redactores y en Cinca Medio, uno, así que para cubrir las noticias hay que multiplicarse.

¿Ya que son gratuitas, cuál es la financiación de estas revistas?

Todos los ingresos vienen de la publicidad, que en parte, ahora, es publicidad de instituciones; pero no dependemos de ninguna subvención. No hubiéramos aguantado quince años sin ser libres de decir lo que pensábamos. Con la crisis que sufrimos es difícil conseguir que la gente publicite sus negocios, pero al final el periodismo bien hecho es el que queda.

¿Destacas la independencia como rasgo de las publicaciones que editas?

Las circunstancias en cada comarca no son las mismas, pero lo que nos ha hecho diferentes es el convencimiento de que el periodismo bien hecho puede estar en cualquier sitio; fuera de Madrid o de Zaragoza. Es habitual un periodismo local “institucional”, de notas de prensa oficiales y propaganda. Nosotros pusimos el foco en contar lo que hace la gente, las asociaciones y colectivos de la comarca. Y resulta que buscando hay un montón de historias en todos los sectores, desde los deportes o la música, hasta, desde luego, la política.

El trabajo es muy duro, pero hemos es una enorme satisfacción ver que la gente lo agradece, que busca y reclama la revista si no le ha llegado y tiene con ella una relación afectiva.

Uno de los temas de debate en el periodismo es el futuro del papel frente a internet, pero vosotros ofrecéis ambos.

Sabemos por nuestros propios estudios que muchos lectores, por razones como la edad o la calidad de la conexión prefieren el papel. Desde luego, hemos ido desarrollando nuestra versión en internet porque no puedes perder tampoco al lector joven, y tenemos un buen portal, con versión para móviles, y presencia en las redes, que nos obliga a hacer de hombres orquesta a diario.

Además, son medios complementarios. En la red lo que más se pide son vídeos y ese material luego ya lo puedes reposar en el periódico quincenal. Además, no es lo mismo verse en una foto en el móvil que en papel.

DSC_0369

Cuando recogiste el premio de la Asociación de Periodistas, señalaste que el periodismo local no está bien considerado, ¿por qué?

Yo soy defensor del periodismo en general. Puede ser útil a veces distinguir entre periodismo local, económico… pero no me gusta si los apellidos sirven para decir que uno es mejor que otro y me ha ocurrido que la gente se interesa cuando digo que soy periodista, pero pone mala cuando explico que trabajo en Ejea. A veces parece que el periodismo local o comarcal no lo aprecian los propios compañeros y es algo que duele, porque para sacar una noticia hay que trabajar igual.

 ¿Personalmente qué ventajas e inconvenientes le ves a trabajar en un medio de ámbito local?

El periodismo local es más intenso, en lo bueno y en lo malo. En la gran capital los nombres de las noticias se diluyen, pero aquí son tus vecinos, gente con la que te encuentras en la calle y a la que pones cara.

Eso hace que las noticias se vivan por diez y es estupendo cuando cuentas algo bueno y te sientes partícipe; pero de la misma manera cuando es algo malo sientes la presión en cada célula de tu cuerpo y es complicado y duro. Hay que hilar muy fino con la subjetividad del que te va a leer cuando escribes de un suceso, de un ERE en una empresa. Tienes presiones políticas, económicas y, sobre todos, sociales; gente que te llama a la puerta para protestar, aunque si haces bien el trabajo, al final te entienden.

¿Y qué te supone haber recibido este premio de la APA?

Es un orgullo, para mí y para todo el equipo que trabaja en Infomarcal, que la gente de la profesión nos diga que nuestro trabajo es bueno. Si antes decía que a veces no se valora el periodismo local, tengo que dar mi reconocimiento a la Asociación de Periodistas de Aragón por todo su esfuerzo por hacerlo visible, con iniciativas como este premio o las Jornadas de Periodismo Local.

 

Joaquín Marco