“El periodismo de investigación es complicado, peligroso y la mayoría de las veces te conduce hasta el banquillo de los acusados”

158

¿Apuestan las redacciones por el Periodismo de Investigación? El periodismo de investigación es un valor añadido, pero ¿Cuántos están dispuestos a apoyarlo?, ¿Cómo afectan las presiones externas? ¿Es importante el Networking? Son algunos de los temas que se han abordado en la ponencia ¿Cómo se utilizan el soporte digital y las nuevas tecnologías para levantar las alfombras del poder? en la que han intervenido cuatro periodistas de referencia Pilar Velasco -cadena SER-, Marcos García Rey -Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación-, Daniel Lizárraga -autor de ‘La Casa Blanca de Peña Nieto’- y Álvaro de Cózar -Ahora-, junto con Antonio Rubio como moderador.

“Tenemos que tener memoria periodística y saber contextualizar” 

Es la primera recomendación que Antonio Rubio ha lanzado a los asistentes, a los que ha advertido que el periodismo de investigación mantiene la misma dinámica y filosofía desde hace más de veinte años. Durante su intervención previa al debate, el moderador ha hecho referencia a las palabras de Xavier Vinader “internet, las redes y los jóvenes son el futuro de esta profesión”, periodista al que ha calificado como “referente para el periodismo de investigación”. Durante la presentación, también ha hecho referencia a los compañeros secuestrados; Antonio, José Manuel y Ana, y la investigación abierta por el gobierno a eldiario.es, medio al que ha ofrecido su incondicional apoyo.

 

alfombra2

 

Hoy en día “si quieres hacer buen periodismo búscate un abogado”

Pilar Velasco es periodista en Cadena SER. Como ella misma ha explicado, venía de hacer temas propios y no creía que la radio fuera el medio de comunicación más adecuado para hacer periodismo de investigación. Para su sorpresa, ha descubierto que las ondas son una plataforma que ofrece inmediatez, provoca un impacto inmediato en el oyente y, además, se apoya en nuevos soportes digitales. Pilar Velasco dice que el periodismo de investigación está localizado y que la manera de abordar los temas susceptibles de ser investigados es similar al tratamiento de un virus; detecta el fallo, lo acota y lo analiza.

 

“Nos hemos dado cuenta de que el mundo digital es una gran ventaja. Haciendo un buen uso de él, podemos contar historias más potentes”

Marcos García Rey trabaja en el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, un organismo que  cuenta con una plantilla de 15 personas, pero que además se apoya una amplia red de contactos en el exterior. García apuesta por mejorar el periodismo de investigación en varios niveles; trabajo y equipos de profesionales, uso de materiales, mejorar la red de contactos y colaboración a nivel mundial. Incide en que gracias a las nuevas técnicas digitales, los periodistas pueden trabajar la información de manera más organizada y más segura; empleando plataformas e información cifradas. “El mundo digital es fundamental para los profesionales de la información, ya que ofrece un abanico de posibilidades más amplio y riguroso incluso que el papel” y ejemplo de ello, dice, es el éxito del Master de Periodismo de Investigación y Datos de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, cuyos alumnos están logrando resultados muy satisfactorios gracias a las herramientas digitales adquiridas durante su formación.

 

“La esencia del periodismo de investigación reside en la etimología de un nombre”

Álvaro de Cózar cree en la existencia del periodismo de investigación en sí mismo e incide en la importancia de tener una hipótesis, de hacerse preguntas y de ir tras los vestigios de aquello que se está investigando. Pero considera que las redacciones se han convertido en lugares en los que no hay espacio para el pensamiento ni para formular preguntas.

Cita la película Spotlight para, seguidamente, hacer la siguiente reflexión: “Dudo de que en España exista una redacción con un equipo de personas que tenga tanto tiempo para trabajar y tanto apoyo como el equipo de la película”.

Aunque las herramientas que hoy en día siguen empleando los periodistas son la libreta y el bolígrafo, Álvaro cree que es necesario dar un salto cualitativo y empezar a apoyarse en soportes digitales que permitan al periodista ordenas sus ideas (Excel, programas informáticos) pero sin renunciar a “una moto para poder movernos con facilidad, quedar y hablar con la gente, que al final es lo que importa”.

 

“En México los periodistas debemos hacer bien nuestra labor, informar a los ciudadanos, a pesar de todo”

En México la situación de los medios de comunicación y los profesionales de la información se complica cada vez más por las imposiciones del sistema de gobierno. Daniel Lizárraga considera que el periodismo de investigación es vocacional, y un privilegio para los que trabajan en ello, porque no cualquier persona puede dedicarse exclusivamente a hacer lo que le gusta.  Apuesta por que los periodistas se formen con carácter, es decir, que sepan que puede venir algo malo, pero que si eso sucede, deben aferrarse a la investigación, al mensaje, porque la verdad es lo único contra lo que la parte contraria nunca podrá luchar.

Para conseguir todos estos cambios, Daniel Lizárraga está apostando por  asentar los fundamentos de la profesión y por hacer importantes cambios en la metodología de trabajo.

 

¿El periodismo es lo suficientemente serio y riguroso hoy en día? 

El equipo es lo que más cuesta transformar, asegura Pilar Velasco. Las redacciones están muy oxidadas y cuesta cambiar las dinámicas del día a día. Es necesario crear equipos fuera de la redacción ordinaria, y hay que hacerlo a través del networking.

Tejer una red de compañeros, nacional e internacional, supone un esfuerzo personal pero hay que fomentarlo porque es necesario para fortalecer las bases del trabajo periodístico.

En este sentido, Marcos García hace un llamamiento a los cargos de responsabilidad de los medios para que apuesten por el modelo de prensa basado en tres factores “talento, esfuerzo y método” los ingredientes del periodismo de investigación, “pero desafortunadamente en España no tenemos medios de comunicación donde se den las tres variables”.

 

¿Presiones y periodismo de investigación?

Recibir amenazas de querellas es algo habitual, explica Álvaro de Cózar, que deja claro que “las presiones solo funcionan cuando no estás suficiente enamorado del trabajo que estás haciendo”.

En el caso de México hay muchas variables que influyen en este sentido. Se pueden recibir amenazas de diferentes partes al mismo tiempo, explica Lizárraga, pero lo que como profesionales hay que cumplir es la misión de informar a la gente –señala recordando el caso al que hace referencia su libro- “Quiero un México mejor informado, independientemente del color político”.