Asesinan al locutor Gleydson Carvalho en Brasil

65

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) condena la violenta muerte de la que fue víctima el trabajador de las comunicaciones  Gleydson Carvalho. El locutor radial fue asesinado en Ceara, estado del nordeste brasileño. Dos sujetos entraron al estudio donde el periodista se encontraba transmitiendo un programa, le dispararon y huyeron. Anteriormente, había recibido amenazas por realizar denuncias sobre corrupción.

Celso Schroder, vicepresidente de FIP y presidente de FEPALC, declaró que las organizaciones que integra “lamentan la muerte del compañero locutor, a la vez que exigen la inmediata instalación del Observatorio de Violencia contra los Comunicadores y el establecimiento de un equipo de trabajo integrado por los Ministerio de Justicia, la Secretaría de Derechos Humanos de Brasil y trabajadores de medios de comunicación”.

El pasado viernes 3 de agosto, representantes de FENAJ, sindicato brasileño afiliado a la FIP, solicitaron al Ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, medidas para refrenar la violencia contra periodistas en Brasil. Entre las reivindicaciones presentadas por la Federação, se encuentran la inmediata instalación del observatorio y el apoyo a la Ley de federalización de las investigaciones de los crímenes contra los periodistas.

La Federación Internacional de Periodistas apoya a su afiliado la FENAJ en el reclamo por medidas de protección y prevención para los profesionales de la comunicación en Brasil, a la vez que se solidariza con el pedido de los colegas de Gleydson Carvalho de una justicia pronta que castigue a los autores materiales e intelectuales de este cruento asesinato.

Por su parte, la FEPALC saluda la rápida intervención de las autoridades policiales que han detenido a dos sospechosos de planear el crimen. Estos, según relato de la policía local, fueron capturados en una vivienda donde se encontraron armas y una fotografía de Gleydson Carvalho. Ahora la prioridad está en la captura de los dos autores materiales del crimen.

La FEPALC, producidos los arrestos, considera necesario exhortar a las autoridades a explorar la hipótesis de la pista profesional como causal del asesinato, puesto que el radialista realizaba permanentes denuncias de corrupción e irregularidades de políticos de su municipio, razón por la que habría recibido amenazas.

Más información en FAPE y FEPALC.