Continúa la sangría de despidos en Radio Murcia por “recortes en la programación”

86

La emisora dependiente de la cadena SER (Grupo Prisa) acaba de despedir a una de sus voces más características, Lucía Hernández, profesional de dilatada trayectoria que desde hace años venía conduciendo el programa “Hoy por Hoy”.

Tras el despido se esconde la amenaza de nuevos recortes en la programación, dentro de un proceso que ya ha convertido a algunas emisoras en meros postes repetidores, en un claro incumplimiento de la legislación y de los contratos de concesión de frecuencias suscritos por las empresas con la administración regional.

El Colegio de Periodistas de la Región de Murcia quiere denunciar en este punto el expolio que los medios locales vienen experimentando en los últimos años, dentro de una estrategia empresarial que está acabando con la información de proximidad, a partir de la reducción o incluso supresión completa de plantillas.

En este sentido, el Colegio solicitará una reunión urgente con el Gobierno de la Región de Murcia, al objeto de requerir los compromisos adoptados por las empresas en los concursos de adjudicación de frecuencias, en cuanto a horas de programación local y plantillas comprometidas.

El Colegio recabará, a su vez, el apoyo de los grupos parlamentarios con representación en la Asamblea Regional, porque la pérdida del periodismo local afecta a la calidad democrática.

Desmantelamiento de las redacciones locales.

Por su parte, la Asociación de la Prensa de Cádiz y la Demarcación del Colegio de Periodistas gaditanos denunciaron el despido de dos redactores de Radio Cádiz la semana pasada. Ambas organizaciones mostraron su rechazo al último caso de reducción de plantilla en las redacciones gaditanas: Radio Cádiz, de la Cadena SER.

Lamentaron esta decisión, no sólo por lo que afectaba a los compañeros que deben dejar su puesto de trabajo, sino porque estas medidas eran un golpe más al periodismo local.

Las redacciones locales de los medios se han visto en los últimos años desmanteladas y la pérdida de empleo se ha sentido en estas más que en las centrales. A esto se suma también la dramática eliminación de delegaciones y corresponsalías.

Esta estrategia supone acabar con una de las fortalezas de los medios locales: su cercanía. Las empresas informativas que no cuentan con profesionales para contar lo que ocurre en su área de influencia corren el riesgo de perder este contacto con su entorno, y dejar de ser un referente para la ciudadanía.

Por eso, la Asociación de la Prensa de Cádiz y el Colegio de Periodistas pidieron a los responsables de estas decisiones que recapacitaran sobre sus consecuencias. Incluso desde una perspectiva meramente económica, el mantenimiento de redacciones fuertes y dotadas suponen una mayor capacidad de posicionamiento y, por tanto, de mejorar sus ingresos comerciales, que dependen directamente de anunciantes de su entorno más directo.

Por último, el colectivo deseó a los últimos compañeros afectados por estos ajustes la mejor suerte para afrontar su nueva etapa profesional y personal.