Santiago Carcar: “Los poderes financieros están. Y están para quedarse”

62

“Contar algo que alguien no quiere que se cuente. Eso es periodismo. Otra cosa es publicidad”. Esta definición utilizada por Santiago Carcar (Infolibre), el único periodista español de la ponencia sobre poder financiero y periodismo, ha orientado el camino de esta mesa de debate que contaba con la presencia de los corresponsales en España, Giles Tremlet (The Economist) y Tobias Buck (Financial Times) y estaba moderada por Pere Rusiñol (Alternativas Económicas).

Poder financiero Congreso Huesca
Los corresponsales han debatido sobre la influencia del poder financiero en el periodismo.

Pere Rusiñol ha comenzado comparando las relaciones entre los poderes financieros y los medios de comunicación anglosajones y español. Así ha recordado cuando varios periódicos españoles publicaron en sus portadas el mismo anuncio el pasado 28 de enero. “¿Sería posible que en el Reino Unido o en Estados Unidos aparecieran los principales diarios con la misma cabecera?”, lanzó la pregunta a los ponentes.

Giles Tremlet ha respondido que sería “muy poco probable” en el Reino Unido. El corresponsal de The Economist y colaborador de The Guardian ha hablado sobre un modelo de negocio basado en la independencia y ha puesto como ejemplo que el accionariado de The Economist lleve más de 60 años siendo el mismo. En el caso de The Guardian, al ser una fundación, ha recalcado que “si no hay accionistas, no hay presiones”.

Por su parte, Tobias Buck ha redundado en los argumentos de Tremlet sobre la independencia de las redacciones británicas sobre los propietarios: “En 14 años trabajando en el Financial Times nunca me han dicho que no escriba sobre un tema o una empresa concreta”. Buck ha matizado, sin embargo, que “sin dinero y sin ingresos no puedes hacer periodismo crítico y no puedes mantener tu independencia”.

La nota más critica, e incluso de discrepancia, con la influencia de los poderes sobre los periodistas la ha puesto Santiago Carcar quien ha declarado que las grandes entidades financieras en España empiezan a sentirse cómodas manejando la situación desde dentro: “Los poderes financieros están. Y están para quedarse”. Además Carcar ha culpado a los periodistas de haber sido débiles en la lucha por reivindicar sus derechos.

Al final, Giles Tremlet deslizaba una inquietante reflexión : “Si la base es encontrar independencia económica igual hay que reducir plantillas”.

Nota de prensa de Take it easy! Comunicación.