Las asociaciones de periodistas de España amparan al profesional Ignacio Cembrero ante el acoso de Marruecos

144

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM), apoyada por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), ha decidido amparar al periodista Ignacio Cembrero ante el acoso que está sufriendo de las autoridades marroquíes por ejercer su derecho constitucional a informar y analizar la actualidad del norte de África y especialmente de Marruecos.

Ignacio Cembrero.- Twitter
Ignacio Cembrero ha sufrido usurpaciones de identidad por ejercer su profesión.

En una carta a la presidenta de la APM, Carmen del Riego, Ignacio Cembrero denuncia, por ejemplo, que el pasado 28 de enero fue objeto de seguimiento en Madrid y le fotografiaron en una cafetería con un periodista marroquí. Tales imágenes fueron publicadas días después en un diario digital de Casablanca, que algunos medios de comunicación marroquíes describen como afín al secretario particular del rey, con el propósito de demostrar que el periodista español había participado en las “conspiraciones” que fomenta el primo del monarca, el príncipe Moulay Hicham, que esos días visitó Madrid.

En otro intento de presionar a Cembrero, el primer ministro marroquí, Abdelilá Benkiran, presentó en diciembre 2013 una denuncia en la Fiscalía General del Estado, que fue archivada en junio, a la que siguió en julio una querella ante la Audiencia Nacional –que aún permanece abierta– por enaltecimiento del terrorismo. Le reprocha que, en septiembre de 2013, Cembrero colgó y comentó en su blog, entonces alojado en El País, el primer vídeo de Al Qaeda dedicado íntegramente a Marruecos. Dejó claro que se trataba de un documento de propaganda terrorista. Varios think-tanks y centros de investigación de EE. UU. especializados en terrorismo también lo colgaron en sus webs sin que el primer ministro de Marruecos se haya querellados contra ellas.

El periodista español también ha padecido amenazas de muerte a través de Facebook, usurpación de identidad mediante la creación de una falsa página de Facebook, etcétera; todas ellas, denunciadas ante la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía.

Ante estas inadmisibles maniobras de intimidación, la Asociación de la Prensa de Madrid defiende el derecho de Cembrero a informar libremente sobre la situación en Marruecos, a través de su blog “Orilla Sur”, especializado en el Norte de África, y en las páginas de El Mundo.

La APM recuerda al Gobierno de Marruecos que la Constitución española reconoce y protege el derecho a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. Cualquier actitud de intimidación contra un periodista, en este caso Ignacio Cembrero, supone un claro obstáculo a la libertad de información, que, como Marruecos sabe, es un derecho universal y un pilar de la democracia.

La APM insta a las autoridades de Marruecos a que dejen de intimidar a Ignacio Cembrero y respeten su derecho a la información y a la libertad de expresión, amparados en España por la Constitución.

También solicita al Gobierno español que reclame a Marruecos que deje de ejercer presiones sobre los periodistas españoles que, con su trabajo, lo único que hacen es ejercer su derecho a la información, sea o no del agrado de unos u otros.