El juez de la Audiencia Nacional mantiene abierto el ‘Caso Couso’

108

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz mantendrá abierta la causa que investiga la muerte del camarógrafo español José Couso, el 8 de abril de 2003 en Bagdad por disparos de un carro de combate estadounidense. Según un auto publicado este lunes, Pedraz se fundamenta en el IV Convenio de Ginebra que protege a las personas civiles en tiempos de guerra. Además el auto recrea el ataque estadounidense hacia el hotel Palestina, donde estaba grabando el periodista de Telecinco, y aporta datos de los responsables.

En el auto se concluye que la reforma de la jurisdicción universal en España, que entró en vigor el sábado pasado, no se aplica en el ‘Caso Couso’, subrayando que la jurisdicción española “sí es competente para conocer los hechos a los que se refiere la presente causa”. A lo largo de 11 páginas, el juez acuerda inaplicar los apartados 4 y 5 del artículo 23 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) así como la disposición transitoria única, según analiza la noticia de Reporteros Sin Fronteras (RSF).

En definitiva, Pedraz considera que el caso prevalece el IV Convenio de Ginebra, relativo a la protección de la población civil en tiempos de guerra, y que forma parte del ordenamiento jurídico español. Por lo que de aplicar la reforma de la LOPJ se entraría en contradicción con el Derecho Internacional Humanitario, según la información de RSF.

En cuanto a datos relativos al día de la muerte de Couso, el auto señala: “La mayor parte de los medios de comunicación internacional se encontraban alojados en el hotel Palestina de Bagdad, adonde se habían trasladado por indicación del Pentágono estadounidense”.  Los carros de combate estadounidense se situaban a 1.700 metros del hotel y 300 de las sedes de Al Yazira y Abu Dhabi. De esta forma los medios de comunicación podían retransmitir las operaciones.  “Una de las misiones encomendadas a la citada División era evitar que los medios de comunicación internacionales informaran”, cita. “Sobre las 11:00 horas aproximadamente, el carro de combate estadounidense “Abrams M1”,(…), disparó un proyectil de 120 mm. contra el hotel Palestina, a la altura de la planta quince”.

Reporteros Sin Fronteras contactó con la familia Couso que ha recibido la publicación del auto “de forma muy positiva”. RSF recuerda que la familia lleva más de diez años de incansable lucha para esclarecer la muerte de José Couso.

Reporteros Sin Fronteras

Auto