El Colegio Vasco de Periodistas creará un organismo para defender la profesión

40

El Colegio Vasco de Periodistas- Kazetarien Euskal Elkargoa comenzó el 22 de febrero de manera oficial su andadura, tras la celebración de su Asamblea Constituyente. En el acto, que tuvo lugar en el bilbaíno Paraninfo de la UPV/EHU, además de la aprobación de los estatutos definitivos del Colegio, ha quedado constituida la Junta de Gobierno formada por 14 miembros y presidida por Lucía Martínez Odriozola en el cargo de decana.

Los colegiados que tomaron parte en la Asamblea Constituyente del Colegio Vasco de Periodistas-Kazetarien Euskal Elkargoa, validaron la candidatura presentada para la gestión del mismo, formada por 14 miembros con dilatada experiencia en la profesión.

En su discurso, la nueva Decana del Colegio, Lucía Martínez Odriozola, destacó los malos momentos que viven las redacciones de los medios y los profesionales que trabajan en ellos, “pero creemos que se abre una nueva oportunidad para impulsar una profesión que es imprescindible en todas las sociedades democráticas”. Para la nueva decana “el lema ‘Sin periodistas no hay periodismo, sin periodismo no hay democracia’ sigue más vigente que nunca”.

“Si nos dais vuestra confianza en forma de voto, el camino que emprenderemos con esta candidatura no es fácil, pero en este grupo de trabajo se aúnan experiencia y juventud, paridad de género y muchas ganas de sacar adelante el proyecto y luchar por la profesión y por los profesionales. Y todo ello no tendría sentido si no pensáramos en la ciudadanía y en su derecho a la información”, concluyó.

Objetivos.

La recién creada Junta de Gobierno se ha marcado como primer reto la puesta en marcha del organismo que considera tan importante y necesario para la profesión, tratando de convertirlo en interlocutor de la profesión ante organismos públicos y privados, con el objetivo de que la voz de los periodistas sea escuchada en aquellos ámbitos institucionales en que se aprueben cuestiones que les afecten, siendo este un organismo de obligada consulta.

La Junta se propone, del mismo modo, que el Colegio sea garante del derecho a la información, tanto en lo concerniente a la salvaguarda de la labor periodística, como en la protección de unas condiciones laborales dignas en las que desarrollar su labor. Por tanto, y en el cumplimiento de esta función, deberá denunciar públicamente cuantas vulneraciones se produzcan.

La defensa de una formación académica de calidad y la promoción de una formación continua de los periodistas, a través de cursos y convenios con otras organismos o instituciones será también prioritaria, así como la promoción de una bolsa de trabajo en la que se crucen ofertas y demandas y en el que los ofertantes de empleo vean una ayuda para cubrir sus necesidades de personal.

En este sentido, resultará prioritario que el Colegio sirva de ayuda y apoyo para el colectivo profesional, que sea abierto y participativo, y que sirva para llevar a la práctica las cuestiones o iniciativas que se propongan sus colegiados.

En definitiva, la Junta de Gobierno se ha propuesto crear un ente que sirva de punto de encuentro de los periodistas, mediante la creación de una comunidad con conciencia de sí misma. Para ello, será tarea fundamental lograr la visibilidad del Colegio en todos los ámbitos de interés para el mismo y la participación activa de todos sus colegiados.