Fernando García Mongay: “El Congreso es la cita obligada para muchos periodistas”

70

El director y fundador del Congreso de Periodismo Digital de Huesca, Fernando García Mongay, analiza su andadura desde el año 2000. Los días 13 y 14 de marzo se celebrará la decimoquinta edición a la que se estima que asistirán alrededor de 300 periodistas.

¿Cómo recuerda el primer congreso?

Fue un momento feliz. En enero de 2000, la niebla se instaló en Huesca durante varios días. Hacía mucho frío y un par de días antes se estropeó la calefacción del Centro Cívico Santiago Escartín Otín, donde se realizaría el congreso. Al parecer, a pesar de la temperatura y de la niebla, la gente se fue contenta del primer congreso de periodismo digital.

 

 ¿Por qué se decidió a llevar las materias de Periodismo Digital a un congreso?

Acabábamos de poner en marcha el Infocentro Digital del Ayuntamiento de Huesca, un proyecto pionero en España en la divulgación de Internet y pensamos que un congreso de periodistas digitales podía ser un buen reclamo para dar a conocer el Infocentro, como así fue. Luego el congreso creció y tomó vida propia.

Ya va por la decimoquinta edición, ¿ha notado alguna evolución?

Sí, claro, una evolución tremenda. Los primeros congresos eran casi una “marcianada”: se reunían periodistas digitales, que había cuatro, y en Huesca, una ciudad a 400 kilómetros de Madrid o Barcelona. Nadie sabía muy bien qué era eso del periodismo digital. Ahora, todos los periodistas son digitales y nadie duda de las posibilidades de Internet como soporte informativo. Por otra parte, en el primer congreso solo un asistente o dos tenían un ordenador portátil, instalamos ocho ordenadores conectados a una línea RDSI para que la gente pudiera navegar y consultar su correo. No había tabletas, ni smartphones, wifi o ADSL. En el congreso de 2013, en algunos momentos se conectaron más de 300 dispositivos a la wifi del Palacio de Congresos.

¿Cómo hace para que el congreso siga teniendo la misma vitalidad?

Un congreso no es un trabajo personal. Además del equipo del congreso y de la Asociación de Periodistas de Aragón que lo llevamos a cabo, hay una lista de varias decenas de personas que colaboran en lo más complicado que es la elección de temas y ponentes. En mi opinión, el programa es la clave.

congresoperiodismoXIV

La pasada edición logró la participación de 300 periodistas./Álvaro Calvo

¿La crisis también ha pasado factura?

El congreso de Huesca siempre ha tenido un presupuesto bajo. Así que estamos acostumbrados a trabajar con poco dinero. No obstante, las cosas se han complicado y la incertidumbre del presupuesto está más presente que antes. En cuanto al programa, creo que hemos sabido adaptar la agenda del congreso a los temas más actuales y, ahora mismo, los proyectos de emprendimiento en este nuevo ecosistema de periodismo postindustrial, son los más interesantes para todos los periodistas.

 

¿Cuáles son los ejes temáticos para esta edición?

Emprendimiento, generación de recursos para medios digitales y, aunque parezca una obviedad, periodismo, el mejor periodismo, que es lo más se necesita ahora mismo.

 

¿Qué es lo que lo ha convertido en una cita ineludible durante 15 años?

El Congreso de Huesca se caracteriza por el buen ambiente. Es la cita obligada para muchos periodistas que aprovechan las pausas para charlar con los colegas y ponerse al día de cómo están las cosas. Conozco a incondicionales que presumen de haber asistido a todas las ediciones y a otros que han faltado una o dos y todavía lamentan no haber podido acudir.

cartelcongresoperiodismodigital

 Cartel de la XV edición, por ‘teloMeneses’.

¿Qué importancia tienen las nuevas tecnologías y el universo digital en esta situación de crisis que vive el Periodismo?

Internet y, en general, la tecnología han producido un cambio muy importante en la mayoría de las actividades económicas e influyen en la forma de trabajar de los periodistas. Ahora estamos en pleno periodo de ajuste entre un periodo donde se generó una potente industria en torno al periodismo y una nueva etapa, el periodismo postindustrial, en la cual la información fluye por otros caminos distintos a los de la industria. Nadie duda de que Internet ha producido una auténtica revolución que nos está cambiando la vida. Se nota en las cosas cotidianas como comprar libros o naranjas, comunicarnos, organizar un viaje y, por supuesto, en cómo recibimos la información. La velocidad de Internet hace que las noticias pasen al archivo en minutos. Antes, una noticia se podía guardar para el periódico del domingo. Ahora apenas se puede retener unos segundos. Ese, a mi juicio, es el cambio más importante.

 

¿Por qué hay que asistir?

Porque es el punto de reunión para los que quieran estar al día de lo que está pasando en el periodismo digital en España. Lo más interesante de los eventos es que puedes charlar con colegas y establecer contactos personales y profesionales para el futuro. Y para eso, en periodismo, hay que ir a Huesca una vez al año.