El discurso del Rey, un análisis ineludible

151

El mensaje navideño del Rey Juan Carlos I se ha convertido, desde que saltó la imputación de su yerno Iñaki Urdangarin, en un enclave para buscar entre sus palabras algún atisbo o alguna opinión del monarca en relación a la situación familiar, económica, social y de los vaivenes que están salpicando la Casa Real.

En esa ocasión no ha vuelto a pasar desapercibido por los medios de comunicación que lo han tildado del menos seguido en 15 años. “El mensaje navideño del Rey, el menos visto de los últimos 15 años. Registró una perdida de 341.000 espectadores respecto al año pasado y dos millones desde 1998”. (EL PAÍS). “El mensaje del Rey obtuvo en Aragón 206.000 espectadores y una cuota del 70,9%”. (HERALDO DE ARAGÓN)

Las audiencias sabían que el discurso se acercaba, no solo por los turrones, saltó a la palestra informativa con los titulares de que ni TV3 ni ETB lo emitirían. “TV3 no emite esta noche el discurso del Rey por una huelga” (ABC).

Los motivos de tal decisión parecían deberse a un parón de los trabajadores de la cadena de Cataluña que realizarían durante aquella noche del 24 de diciembre. “La televisión catalana hará media hora de huelga en Nochebuena” (LA GACETA). El mensaje del Rey vuelve a caerse esta noche de la parrilla de ETB (EL MUNDO). Tampoco faltaron opiniones al respecto. “No son comunidades para reyes: TV3 en huelga y ETB ni emite el mensaje. (Opinión en VOZ PÓPULI). En las cadenas de radio, los tertulianos se preguntaban si era tan importante que no se transmitiera en dos cadenas regionales ya que el discurso podría seguirse en directo a través de RNE-TVE y otras nacionales. ¿Realmente se limitaba el derecho a la información?

familiareal

La familia real, foto de archivo./CASA REAL

Los análisis han sido variados por el punto de vista ideológico y según quién se haya encargado de valorarlo. Pero todos coincidían en que una vez más se repetían los términos de unidad de España y los españoles, seguramente haciendo una llamada al presidente de la Generalitat, Artur Mas. ‘Todos’, ‘sociedad’ y ‘España’, las palabras más usadas en el discurso del Rey. (LA VANGUARDIA)

A la mañana siguiente, con la resaca del cava, del vino y del banquete, los periódicos procedieron a encontrar las reacciones de los distintos representantes políticos. (EL ECONOMISTA).

No fue el único, está claro. “PP y PSOE ensalzan el discurso del Rey. Trinidad Jiménez y Carlos Floriano han coincidido en alabar el mensaje del monarca. Desde el PP, el vicesecretario de Organización del partido, Carlos Floriano, ha destacado que el discurso reflejó ‘un espíritu de la Transición’ que, ‘lejos de ser sólo una mirada al pasado’, debe tener vigencia ‘para resolver los problemas’ actuales”, se añadía en el siguiente artículo enlazado.(LIBERTAD DIGITAL)

Además, en EL MUNDO: “Los partidos han reaccionado de forma positiva a sus palabras, aunque han surgido algunas voces que aseguran haber echado en falta la necesidad de ‘la regeneración democrática'”, señala en el enlace el periódico de tirada nacional en su artículo titulado “Reacciones al discurso del Rey: de las alabanzas a las exigencias”. (EL MUNDO)

cabeceracasareal

Cabecera de la web de la Casa Real.

Por otra parte, en Zaragoza se vivía la misma semana el robo de la figura del rey Melchor que está situada en el belén de la plaza del Pilar. Y así el monarca de Oriente robaba el protagonismo al español, o así lo piensan en el artículo de opinión: “Melchor impacta más que Juan Carlos. La desaparición y posterior hallazgo del rey Melchor (…) ha provocado en la edición digital muchísimas más visitas que el discurso navideño del rey. Lógico: la extraña sustracción de la estatua es una de esas chuscas curiosidades que hacen furor en redes y charlas de café, mientras que la difusa, confusa, y patidifusa alocución de Su Majestad difícilmente podía interesar a nadie que no estuviese en la pomada. ”. (EL PERIÓDICO DE ARAGÓN)

Cabe añadir que EL ECONOMISTA ofrecía la mañana del 27 de diciembre un artículo de opinión con ironías y juegos sobre lo que supone el discurso del Rey en la actualidad. “El divorcio entre el discurso político del Rey, el del presidente de Gobierno o el de cualquier miembro del mismo, no tiene absolutamente nada que ver con las medidas que diariamente se toman”.

Para gustos los colores, y para no dejar con la duda a nadie, La Casa Real ha incluido el texto íntegro y el vídeo para visualizarlo y analizarlo. (CASA REAL)