Poco y mucho que celebrar

95
3 de Mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa

 

Desde hace veinte años cada 3 de mayo es el Día Mundial de la Libertad de Prensa, un día que instituyeron las Naciones Unidas para “fomentar la libertad de prensa en el mundo al reconocer que una prensa libre, pluralista e independiente es un componente esencial de toda sociedad democrática”. Así es que éste puede ser un buen día para echar una mirada alrededor, mirar el periodismo y descubrir si tenemos algo, mucho o poco que celebrar. Y mirando para empezar nuestro país el panorama que se observa es desolador: El último año han cerrado decenas de empresas periodísticas, el paro entre los periodistas españoles se ha disparado a niveles nunca conocidos (10.000 despidos en los últimos 5 años) y en paralelo, en el último barómetro del CIS, de hace unos días, la profesión de periodista es la segunda peor valorada por los españoles (59,09), sólo por encima de la de juez (59,01). La lista incluía 16 profesiones a las que había que valorar entre el 0 y el 100.

En nuestro país en particular, y en Europa y Occidente en general, los problemas que añade la crisis económica a la crisis propia de la prensa, debido a la implantación de la tecnología digital sin que se haya resuelto cómo conseguir que las empresas tradicionales de comunicación, los periódicos y las revistas, sigan siendo prósperas en la transformación, tiñen de un color demasiado oscuro el cristal desde el que mirar al periodismo de nuestro entorno. La misma crisis económica también oscurece el visor para ver el panorama en los medios audiovisuales, donde la lucha por la audiencia (que decide el reparto de la tarta publicitaria) y por los beneficios, o la rebaja de costes, provoca demasiado ruido y vulgaridad en los contenidos y un abaratamiento desmedido en la contratación de periodistas. Y en cuanto a los medios públicos, RTVE, la oscura sombra de la manipulación y la excesiva presión desde el partido del gobierno ha empezado a ser denunciada por los propios profesionales del medio. Todo el conjunto provoca directamente una bajada notable y palpable en la calidad del periodismo que tenemos, además de los cierres de empresas y despidos de periodistas señalados antes, e indirectamente una merma aun no medida en la pluralidad e independencia de los medios.

Sin embargo… Sin embargo a pesar de que son graves los problemas que nos rodean de cerca, hay que señalar precisamente este Día Mundial de la Libertad de Prensa, que no son los más graves que afectan a la Libertad de Prensa en el mundo. Porque es mucho más grave que se mate a los periodistas por informar; o que se les detenga y se les encarcele por publicar reportajes o escribir un blog; o que no puedan ponerse en marcha nuevos medios de comunicación, periódicos, revistas, páginas digitales, o emisoras de FM porque el poder lo impide; o que los medios no puedan publicar en sus páginas, su web o sus ondas más que lo que permita el poder que se publique (el poder al que me refiero aquí es al poder de los depredadores de la libertad de información, que no son sólo determinados dictadores y regímenes políticos, también grupos terroristas, grupos fanáticos religiosos, grupos criminales de narcotráfico o de otro tipo, que son muy poderosos, que dominan la vida social en muchos lugares del mundo, y cuyo oxígeno imprescindible es precisamente impedir la libertad de prensa).

No se trata de hacer una competición de problemas a ver quién los tiene más graves, pero una mirada más larga y con más profundidad de campo sobre la libertad de prensa en el mundo nos puede ayudar a valorar y resolver mejor los que tenemos aquí. Y también a comprender que en el mundo global en que vivimos la falta de libertad de prensa en cualquier sitio en realidad nos afecta a todos. Por eso Reporteros Sin Fronteras publica en este día Mundial de la Libertad de Prensa la lista actualizada de los depredadores de la libertad de información y mantiene siempre al día el barómetro anual donde se van reseñando los asesinatos y detenciones de periodistas en los más de cien países donde RSF tiene corresponsales propios para recoger datos directos. En los cuatro meses transcurridos de 2013 ya hay constancia de 17 periodistas asesinados, 10 internautas asesinados, 180 periodistas encarcelados, 13 colaboradores encarcelados, y 155 internautas encarcelados. Tal vez sean más desde que escribo este artículo hasta que se publique (ver nuestra página para conocer los datos actualizados: http://www.rsf-es.org/).

Esos datos ya alarmantes de este año continúan la tónica de los anteriores. El informe de RSF de 2012 recogió 90 periodistas y 48 internautas asesinados, casi 300 encarcelados, cientos de detenciones, exilios, docenas de ataques, asaltos a informadores y medios de comunicación y nuevas amenazas o censuras para la libertad de información en el mundo, lo que provocó declaraciones como esta, de la presidenta de RSF-España, Malén Aznárez: “2012 nos ha dejado un legado penoso en el que, tras las esperanzas suscitadas por la Primavera árabe hemos visto que prevalece todavía, en la mayoría de los países de la zona, una conflictiva y dudosa situación para los medios de comunicación e informadores, que no acaban de ver concretadas en leyes las promesas de pluralidad e independencia”.

Hay poco que celebrar, es lo que no queda más remedio que deducir, pero sin embargo… Otra vez sin embargo, los periodistas deben celebrar este día y aprovecharlo para recordarse y recordar a todos que las sociedades libres y democráticas necesitan la libertad de información para serlo.

La sección española de RSF invita a todos los ciudadanos este 3 de mayo a apoyar a los periodistas encarcelados, casi 300 en todo el mundo, a través de nuestra organización. Muchos periodistas españoles apadrinan y amadrinan a periodistas encarcelados, concretamente trabajamos sobre diez casos siempre, y esa forma de apoyo, que incluye hablar de esos periodistas presos en sus medios (muchas veces esperan en la cárcel sin acusación, enfermos, no se les deja ver a sus familias, se oculta dónde están…) o solicitar su libertad a través de cartas a las autoridades pertinentes, entre otras cosas, ha sido y es muchas veces un seguro de vida eficaz para los periodistas encarcelados.

De los diez apadrinados por RSF-España en la actualidad se hablará este 3 de mayo en La Casa Encendida de Madrid, en un acto de apoyo y homenaje que hemos organizado para pedir que los periodistas salgan fuera de las cárceles. Va a presentar el acto Javier Gallego, el director de Carne Cruda 2.0 en la Cadena Ser y van a dedicar su música y su arte a los periodistas encarcelados dos raperos (los reporteros de la música) Sharif, de Zaragoza, y Rapsoda, de Madrid, y también grafiteros y viñetistas de varios puntos del país. Sobre todo vamos a conocer en directo la peripecia personal del bloguero egipcio Kareem Amer y del periodista tunecino Fahen Boucadous, encarcelados antes o durante la primavera árabe, que ya están en libertad y con los que charlarán periodistas españoles como Mayte Carrasco, Rosa María Calaf, Javier Martín-Domínguez o Monserrat Domínguez.

Nos ha parecido que una cita con música, viñetas y periodismo, es un buen escenario donde dejar constancia clara de que los periodistas y la información tienen que vivir en libertad.

Macu de la Cruz, Vicepresidenta de RSF-España