Estrasburgo refuerza el derecho al secreto profesional

98

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha concluido que la legislación holandesa carecía de un procedimiento independiente destinado a saber si una investigación penal debía primar sobre la protección de una fuente periodística. Por este motivo, la corte europea ha condenado a Holanda a pagar una indemnización de 35.000 euros por costas judiciales al grupo de comunicación Sanoma Uitgevers, propietaria de la revista Autoweek, que había sido obligada a entregar a la Policía unas imágenes de unas carreras ilegales de coches celebradas en la ciudad holandesa de Hoorn.

Artículo relacionado: Estrasburgo refuerza el derecho al secreto profesional