La Asamblea de la FAPE acuerda trabajar por la defensa de los derechos laborales de los periodistas y la lucha contra la desinformación

668

La complicada situación laboral que enfrentan los periodistas y la defensa de sus derechos profesionales protagonizaron buena parte del debate mantenido el sábado 2 de octubre en la LXXX Asamblea General de la FAPE, que tuvo lugar en el Auditorio ‘Millán Picazo’ de Algeciras. Medio centenar de periodistas participaron en esta cita, donde mostraron su preocupación por la nueva crisis que la pandemia sanitaria ha acarreado a un sector aún no recuperado de la debacle que supuso la depresión económica de 2008.

En este entorno, la FAPE, a propuesta de la Asociación de la Prensa de Sevilla y la Asociación de la Prensa de Campo de Gibraltar,  anfitriona del encuentro, insiste en su llamamiento a todas las empresas periodísticas que están aplicando los ERTE. Una vez estos concluyan, los periodistas han de recuperar las condiciones laborales y económicas que tenían con anterioridad, recalca la Federación, y en ningún caso esos ERTE se pueden convertir en ERE ni derivar en despidos.

También solicita a dichas empresas periodísticas que no caigan en la tentación de aprovechar esta crisis para añadir más precariedad a la precariedad que ya existía en la profesión, y les reclama un esfuerzo para que, una vez mejorada la situación sanitaria, tengan a sus plantillas en condiciones dignas. Además, reitera su petición para que el periodismo sea considerado una profesión “esencial” para el funcionamiento de la democracia.

A instancias de la Asociación de Periodistas de las Islas Baleares, la FAPE se compromete a defender de forma efectiva el no intrusismo en la profesión y exige la inclusión de la referencia a la titulación universitaria en Periodismo o Comunicación Audiovisual para la contratación de redactores o cargos que deban supervisar la elaboración de información.

El presidente de la FAPE reclama a periodistas y medios que planten cara a los discursos de odio

Asimismo, en directa relación con la lucha contra el intrusismo, la Asociación de Periodistas de Santiago de Compostela contó con el apoyo de la Asamblea para fomentar entre los profesionales con carné oficial de periodista la utilización de su número de registro profesional en todos los trabajos periodísticos que firmen como autores. De igual manera, la FAPE ha aprobado una iniciativa de la Asociación de la Prensa de Madrid por la que exigirá a las administraciones públicas la valoración de la licenciatura o el grado en Periodismo o Comunicación como requisito en la convocatoria de puestos para desempeñar funciones periodísticas.

Además, según consta en dos propuestas de resolución de la Asociación de la Prensa de Huelva, la Federación trabajará con sus servicios jurídicos en un protocolo de actuación para denunciar los fraudes relacionados con los horarios y la categoría laboral que imponen, en ocasiones, las empresas periodísticas a sus profesionales.

Desinformación, información veraz y alfabetización mediática

El preocupante avance de la desinformación en España, sus consecuencias y las actuaciones a emprender para plantarle cara fueron otros de los pilares del foro periodístico que tuvo lugar este sábado en Algeciras.

La Asamblea General de la FAPE, cumpliendo una sugerencia de la Asociación sevillana, reitera su llamamiento a los profesionales de la información para que sean militantes activos y comprometidos en la defensa de la información veraz y en la denuncia y el combate de la mentira. Además, insiste ante los propietarios, editores, directores y responsables de contenidos de todos los medios de comunicación para que sean los primeros en tener un comportamiento ejemplar en esa defensa y denuncia.

La FAPE hace un reconocimiento expreso a periodistas, medios y profesionales de la comunicación por la cobertura informativa de la crisis volcánica de La Palma

A este respecto, tras aprobar una proposición de la Asociación de la Prensa de Málaga, se pondrá en marcha una campaña nacional dirigida a la sociedad advirtiendo sobre las consecuencias de la desinformación y reivindicando el valor del periodismo de calidad como arma fundamental para luchar contra ella.

Decisiva en esta batalla contra la desinformación es también la alfabetización mediática. Para fomentarla, la FAPE, a propuesta de la Asociación de la Prensa de Madrid, promoverá acuerdos con las comunidades autónomas para que destinen fondos a la creación de actividades extra curriculares en Secundaria en las que formar a los estudiantes en la importancia de los medios, la distinción de las distintas formas de comunicación y la lucha contra la desinformación.

Otra decisión adoptada esta mañana y presentada por la Asociación de la Prensa de Cádiz, fue la de elevar al Consejo de Universidades, y a todas las facultades donde se impartan los grados de Periodismo, Publicidad, Comunicación Audiovisual o Relaciones Públicas, una iniciativa para que la formación en género sea incorporada a los planes de estudios como asignatura obligatoria y transversal a todo el grado.

Tras votar afirmativamente una tercera proposición procedente de la Asociación de la Prensa de Sevilla, ante el crecimiento evidente en España de los episodios de odio tanto físicos como verbales, la FAPE hace un llamamiento a medios y periodistas para que mantengan una actuación activa y comprometida para atajar y denunciar estos casos, sean quienes sean sus protagonistas, tanto personas particulares como organizaciones o grupos.

Ya con carácter interno, la Asamblea ha votado en contra de modificar el sistema de financiación de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología, una propuesta conjunta de la Asociación de la Prensa de Badajoz, la Asociación de Periodistas de Cáceres y la Asociación de la Prensa de Mérida.

La próxima Asamblea General de la FAPE se celebrará en Santander, lugar donde nació la Federación el 19 de mayo de 1922, coincidiendo con su centenario.