La FIP condena la disolución de la Asociación de Periodistas de Bielorrusia

933

El Tribunal Supremo de Bielorrusia celebró en Minsk el 27 de agosto una audiencia para la disolución de la Asociación nacional de Periodistas (BAJ). Durante más de 25 años, BAJ y sus más de 1.300 trabajadores de los medios de comunicación han promovido la libertad de expresión y el periodismo independiente en el país, facilitando el ejercicio de los derechos civiles, sociales y culturales.

BAJ se encuentra entre la docena de organizaciones objeto de liquidación. Se incluyen grupos de protección cultural, ambiental y del patrimonio, el Centro PEN de Bielorrusia, la Oficina de Derechos de las Personas con Discapacidad, el Consejo Nacional de la Juventud, el Club de Prensa de Bielorrusia, organizaciones que se centran en los derechos de género y grupos que apoyan a las personas mayores, según informan desde la FIP.

“Después de organizar elecciones fraudulentas para mantenerse en el poder, el dictador bielorruso, Alexander Lukashenko, procede a una liquidación total de todos los sectores de la sociedad civil bielorrusa”, ha afirmado el presidente de la EFJ, Mogens Blicher Bjerregård. “Se trata de una purga sin precedentes que debería movilizar a las organizaciones intergubernamentales. Hacemos un llamamiento a la Unión Europea, el Consejo de Europa, la OSCE y las Naciones Unidas para que reaccionen con firmeza. Los liquidadores y las fuerzas represivas deben ser severamente castigados”, ha concluido.

“La decisión del Tribunal Supremo de Bielorrusia es el resultado de meses de ataques contra nuestra afiliada y lo condenamos enérgicamente. BAJ ha defendido valientemente la libertad de prensa durante años en Bielorrusia y los periodistas necesitan urgentemente su apoyo. Estamos al lado de BAJ en nombre de la libertad de prensa y la libertad de asociación”, ha manifestado el presidente de la FIP, Younes MJahed.