Nemesio Rodríguez: “El estado del periodismo en cuestiones deontológicas no es bueno”

1010

El presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE)Nemesio Rodríguez, ha asegurado que “el estado del periodismo en cuestiones deontológicas no es bueno”. El avance de la banalización y del espectáculo, ha añadido, “está socavando los principios éticos de la profesión” y “solo el periodismo de calidad puede frenar la avalancha de desinformación”.

Rodríguez, que ha participado en el VI Congreso Internacional de Ética de la Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid, ha definido el periodismo de calidad como aquel que “busca la verdad para difundirla después de verificarla, contrastarla con fuentes fiables, el que aporta contexto a los hechos y el que respeta las normas éticas y deontológicas que han forjado la credibilidad y el prestigio del periodismo”.

El presidente de la FAPE ha recordado cómo las encuestas no paran de confirmar que la credibilidad del periodismo está en horas bajas y que la mayoría de los españoles no confían en los medios de comunicación de su país. “Es muy grave que nos identifiquen con la difusión de noticias falsas. Y lo es porque la prensa debe ser el muro principal de contención de la desinformación que nos invade”, un muro que debe construirse “con el cemento de la deontología y la ética”.

Pese al descenso de la confianza ciudadana, Nemesio Rodríguez ha señalado que los periodistas siguen cumpliendo una función útil, como se ha demostrado en la pandemia de la covid-19. “Todavía estamos a tiempo de recuperar tal confianza, pero bajo una condición: que volvamos a considerar el Código Deontológico como el pilar de nuestro oficio”, ha incidido.

Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo

Durante su intervención, Rodríguez ha explicado cómo, consciente del riesgo que supondría regular desde fuera la profesión, la FAPE promovió la creación de la actual Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo. Este organismo ha elaborado decenas de resoluciones e informes acerca de las vulneraciones del Código Deontológico de la Federación, que conforman una importante doctrina deontológica que ilustra sobre las malas prácticas profesionales.

Sin embargo, según ha reconocido, la Comisión tendría un papel más decisivo en el fortalecimiento ético y deontológico de la profesión si los medios de comunicación decidieran publicar sus resoluciones, algo que solo hacen cuando son exonerados en una demanda o cuando ésta puede afectar directamente a un competidor. “Los medios no están por la labor de tener una comisión que les llame la atención por las malas prácticas profesionales. Prima el principio de taparse las vergüenzas unos a otros”, ha asegurado.

Para el presidente de la FAPE, la ética y la deontología no son una mera cuestión de códigos y manuales de estilo: “Es el propio periodista el que debe decidir si sitúa la ética como referente principal de su trabajo o si, por el contrario, prescinde de ella; si respeta su compromiso con la verdad de los hechos y los cuenta de manera honesta, plural y rigurosa, o todo lo contrario. Es lo que diferencia al buen periodista del mal periodista”.

“Frente a la desinformación, periodismo ético. Frente a la industria de la desinformación y tantos rumores, bulos y mentiras que circulan sin control por las redes, la ética en nuestro trabajo es más imprescindible que nunca“, ha concluido Nemesio Rodríguez.