La FAPE pide a Naciones Unidas la protección de los periodistas tras el asesinato de David Beriain y Roberto Fraile

714
David Beriain y Roberto Fraile

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) lamenta profundamente la muerte del periodista David Beriain y del reportero gráfico Roberto Fraile en un ataque terrorista que tuvo lugar este martes en Burkina Faso. Los informadores llevaban a cabo un reportaje sobre la caza ilegal en el sureste del país, cerca de la frontera con Nigeria. La FAPE manifiesta su condolencia a los familiares, amigos y allegados.

El presidente de la FAPE, Nemesio Rodríguez, ha afirmado que “el periodismo de investigación que realizaban los compañeros asesinados es un elemento fundamental para averiguar y difundir los hechos que se quieren ocultar“. Asimismo, ha solicitado a Naciones Unidas que “refuercen la protección de los periodistas en todo el mundo y, sobre todo, en los países de conflicto”. “David y Roberto dieron su vida por ejercer la profesión en una dedicación ejemplar”, ha concluido.

Beriain, Premio José Manuel Porquet del Congreso de Periodismo

David Beriain (Artajona, 1977) era uno de los periodistas de investigación español más reconocido internacionalmente. Miembro de la Asociación de Periodistas de Navarra y de la FAPE, su trayectoria abarcó, entre otros, los conflictos en Afganistán, Sudán, Congo, Libia o en diversos países sudamericanos destacadamente Colombia donde logró importantes exclusivas con entrevistas a los líderes de las FARC, así como su documental “Amazonas clandestino” fue considerado como uno de los mejores documentales del mundo según Real Screen Award.

Fue galardonado en 2009 con el Premio José Manuel Porquet del Congreso de Periodismo de Huesca. El jurado destacó la calidad del reportero y su capacidad de “combinar la vieja tradición de buscar la noticia utilizando las posibilidades de internet”.

Por su parte, el fotorreportero Roberto Fraile (Baracaldo), el reportero gráfico que acompañaba a Beriain, tenía también una dilatada experiencia en la escena internacional, actualmente vivía en Salamanca y tenía dos hijos. En el suceso también falleció otro periodista irlandés que pertenecía a una ONG instalada en el país africano y les servía de fixer (guía y productor de zona).

Condena unánime del asesinato de los periodistas españoles

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) y la Federación Europea de Periodistas (FEP) se unen a sus afiliadas españolas en la condena de estos asesinatos y en rendir homenaje a los dos periodistas.

Este ataque de un grupo armado organizado al convoy que estaba protegido por fuerzas de seguridad fue claramente planeado. Exigimos a las autoridades de Burkina Faso que investiguen este ataque e identifiquen a los responsables lo más pronto posible, a fin de que sean arrestados y juzgados”, ha expresado el secretario general de la FEP, Ricardo Gutiérrez.