La FAPE respalda una iniciativa para denunciar la difusión de contenido sexual o violento

915

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) se suma a la iniciativa puesta en marcha por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ‘Lo paras o lo pasas’. Se trata de un proyecto para difundir la utilización del Canal prioritario de la Agencia para denunciar la difusión de contenido sexual o violento a través de internet sin el consentimiento de las personas.

Con esta iniciativa, la AEPD se dirige a todas las personas que en algún momento pueden recibir un contenido de este tipo, aunque inicialmente no lo grabasen ellos. Al recibir ese vídeo o fotografía cada persona debe decidir qué hacer: si se convierte en cómplice o si va a actuar para parar la cadena.

Para llevar a cabo la difusión de #LoParasOLoPasas, la Agencia Española de Protección de Datos ha contado con la colaboración de Ana Milán, que ha planteado en sus redes sociales de  Twitter e Instagram qué harían sus seguidores si reciben un vídeo de carácter sexual grabado sin el consentimiento de la mujer que aparece en el mismo. La actriz reflexiona sobre la importancia y el poder que tiene cada persona en ese momento para poner freno a ese contenido: “Eres la solución o eres cómplice”.

La iniciativa ‘Lo paras o lo pasas’ forma parte del Pacto Digital para la Protección de las Personas. Se trata de un proyecto para fomentar la protección de datos y el uso responsable de las nuevas tecnologías en el que las entidades adheridas, entre ellas la Asociación y el Colegio Profesional de Periodistas de Aragón, se comprometen a difundir entre sus usuarios, clientes y empleados el Canal prioritario.

Durante el año 2020, la AEPD ha recibido 358 peticiones de retirada de contenidos sexuales o violentos a través del Canal Prioritario. Tras su análisis se han tramitado como urgentes casi medio centenar de estas peticiones por encontrarse dentro de los objetivos de este Canal, solicitando en 29 de estos casos la retirada urgente de los contenidos a los proveedores de servicios, que era lo que solicitaba el denunciante.