La FAPE pide que los periodistas contribuyan a crear “un clima de tolerancia y de convivencia pacífica” en 2021

1055

El presidente de la FAPE, Nemesio Rodríguez, cree que sería “deseable” que los periodistas, en lugar de apuntarse a la bronca y a las trincheras políticas”, contribuyan a crear “un clima de tolerancia y de convivencia pacífica” en España este 2021. Así lo indica el presidente de la Federación en declaraciones a Europa Press, con motivo del inicio del ejercicio y para hacer balance del año 2020.

De este modo, Rodríguez insiste en pedir la derogación de los artículos de la ley de Seguridad Ciudadana, conocida por sus detractores como “ley mordaza”, que limitan la libertad de expresión. “Parece que hay consenso para llevar a cabo esta derogación, pero pasa el tiempo y la ley sigue vigente, pese a que incluso el Tribunal Constitucional no avaló en noviembre el artículo que fija sanciones por el uso ‘no autorizado’ de imágenes de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, al considerarlo una censura previa”, argumenta.

Asimismo, Rodríguez desea igualmente que en 2021 “se acaben de una vez por todas” los vetos a los periodistas y medios, los señalamientos de políticos a periodistas y el acoso en red, “actividades de intimidación todas ellas impropias de un sistema democrático como el nuestro”.

La FAPE también quiere que este año se acabe la provisionalidad en la gestión de RTVE y que “los ERTES no se conviertan en ERES que debiliten más las redacciones y aumenten la ya alta precariedad salarial y laboral que soporta la profesión”.

Respecto a 2020, Nemesio Rodríguez cree que será recordado por el incremento récord del consumo digital de noticias y por la irrupción del teletrabajo, “modalidad que en muchos casos extendió los horarios de trabajo por encima de lo que era habitual antes de la pandemia”.

Año difícil para la profesión

“Ha sido un año muy difícil para la profesión a consecuencia de la pandemia”, ha apunta, para agregar que, “por encima de todas las dificultades, los periodistas cumplieron de forma notable su función de servicio esencial para la ciudadanía”.

Asimismo, destaca que los periodistas también se enfrentaron a “la mayor avalancha de desinformación del siglo”, lo que obligó a reforzar la verificación y el contraste de las informaciones con fuentes fiables. “Los bulos, las mentiras y las teorías de la conspiración utilizaron la enorme capacidad de difusión de las redes sociales para crecer a medida que la covid-19 se fue extendiendo por el mundo”, rememora.

No obstante, el presidente de la FAPE también le pone un “pero” a la profesión y es que, a su juicio, “algunos medios y periodistas se dejaron contaminar por la asfixiante polarización partidista que vive el país”.

Preguntado por los acontecimientos que se han producido en 2020 que no deberían haber ocurrido, Nemesio Rodríguez cree que “lo peor ha sido la extensión a los medios de la extrema polarización partidista que sufre el país, y las barreras que levantaron las administraciones a la hora de informar y de facilitar el trabajo de los periodistas”.

“Moncloa nunca debió de aplicar un modelo de ruedas de prensa que impedía que los periodistas pudieran preguntar y repreguntar directamente a los portavoces y que daba el poder de seleccionar a capricho y de plantear las preguntas al secretario de Estado de Comunicación”, zanja.

En resumen, cree que 2020 ha sido un año en el que “el periodismo de calidad demostró que es más necesario que nunca” y en el que los periodistas “cumplieron su papel de servicio esencial como garantes del derecho de información de los ciudadanos, en un contexto de riesgo para la salud, una oleada de desinformación sin precedentes y todo tipo de obstáculos levantados por las administraciones para dificultar su tarea”.