Asesinados 60 periodistas este año, 11 más que en 2019

1509

El año 2020 pasará a la historia como el año de una crisis por una pandemia mundial sin precedentes, pero también como el año en el que aumentó la matanza de periodistas y personal de los medios de comunicación en todo el mundo. Con 60 asesinatos, las terribles estadísticas vuelven a aumentar en comparación con 2019, cuando se registraron 49 víctimas.

Los registros de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), a la que pertenece la FAPE, muestran que el número actual de asesinatos de profesionales de los medios de comunicación están en los mismos niveles que en 1990, cuando la FIP comenzó a publicar informes anuales sobre periodistas y personal de los medios asesinados. Los registros más altos se dieron a mediados de los noventa y a mediados de los años 2000.

Los cárteles del crimen organizado, la insurgencia de extremistas y la violencia sectaria siguen sembrando el terror entre los periodistas, decenas de los cuales han pagado el precio máximo por la información independiente en todo el mundo.

A este respecto, el año 2020 no ha sido una excepción. El despiadado reinado del crimen organizado en México, la violencia de los extremistas en Pakistán, Afganistán y Somalia, así como la intolerancia de los partidarios de la línea dura en la India y Filipinas han contribuido al continuo derramamiento de sangre en los medios de comunicación.

En particular, en la lista de este año figura el asesinato de la periodista rusa Irina Slavina, un caso que ha puesto de manifiesto el nivel de desesperación y desánimo absoluto ante el ataque contra los profesionales de los medios de comunicación. La editora de Koza Press se prendió fuego en la ciudad de Nijni-Novgorod para protestar contra la campaña de intimidación y acoso para silenciarla. Slavina murió, pero no antes de culpar a las autoridades como responsables de su acción.

“Las tendencias de nuestras publicaciones en los últimos 30 años, pero también en 2020, dejan claro a todos que no hay lugar para la autocomplacencia. Por el contrario, son un llamamiento urgente para redoblar nuestros esfuerzos de movilización para una mayor protección de los periodistas y el compromiso con el ejercicio seguro del periodismo”, dijo el secretario general de la FIP, Anthony Bellanger.

A 31 de diciembre de 2020, la FIP apunta a Asia-Pacífico como la región más peligrosa con 27 asesinatos, seguida de América Latina con 17 casos. Los países árabes y de Oriente Medio registraron ocho, mientras que se contabilizaron seis muertes en África y dos en Europa.

En su clasificación por países en 2020, México encabeza la lista por cuarta vez en cinco años con 14 asesinatos, seguido de la India (8), Afganistán (7), Pakistán (7), Filipinas (4) y Siria (4) mientras que Iraq y Nigeria registraron 3 asesinatos cada uno. También hubo dos asesinatos en Somalia. Por último, se asesinó a un periodista en Bangladesh, Camerún, Colombia, Honduras, Paraguay, Rusia, Suecia y Yemen.