Asesinan al dueño de una radio en Honduras

1732
Protesta contra los crímenes a periodistas en Honduras (Orlando Sierra / AFP)

El comunicador y empresario radial Pedro Arcángel Canelas murió el sábado tras ser acribillado en el municipio Dulce Nombre de Culmí, estado de Olancho, en Honduras. Tanto la Federación Internacional de Periodistas (FIP) como la Asociación de la Prensa Hondureña (APH) y el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Prensa (SITINPRES) exigen una investigación que termine con el castigo de los autores materiales e intelectuales del hecho.

Canelas era dueño de la FM Radio Bambi, emisora del mencionado municipio de Culmí y había trabajado en distintas radios de su región. Según las versiones de testigos, una persona a bordo de una motocicleta se acercó hasta Canelas en la vía pública y le disparó.

Con Pedro Canelas ya son cuatro los comunicadores asesinados en Honduras durante 2020: Germán Vallecillo Chávez y Jorge Posas fueron acribillados a principios de julio, y Luís Gerardo Almendares atacado por sicarios a finales de septiembre.

Ante este crimen y la seguidilla de ataques que han vivido los trabajadores de prensa en el país Centroamericano, la FIP, la Asociación de la Prensa Hondureña (APH) y el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Prensa (SITINPRES) le reclaman al Estado hondureño una mayor disposición para proteger las vidas de periodistas y trabajadores de prensa, y una plena vigencia del Estado de Derecho para que en todos estos crímenes se llegue a condenas que castiguen a autores materiales e intelectuales.