La FAPE rechaza el ERE planteado por Promecal en sus diarios de Toledo y Ciudad Real

561

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) rechaza el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado por el grupo Promecal en sus diarios La Tribuna de Ciudad Real y La Tribuna de Toledo. La medida supone un durísimo golpe a la prensa local de Castilla-La Mancha pese al enorme esfuerzo de sus periodistas para garantizar el derecho de información de los ciudadanos durante la crisis de la pandemia.

Durante esta crisis, los trabajadores de los mencionados diarios y los del resto del grupo (ediciones de Albacete, Cuenca y Guadalajara) han demostrado con su dedicación y compromiso que el Gobierno no estaba equivocado cuando colocó al periodismo como uno de los servicios esenciales que no podía parar su actividad.

La FAPE respalda el rechazo al ERE planteado por los representantes de los trabajadores de La Tribuna en Toledo, Ciudad Real, Albacete, Cuenca y Guadalajara y que afecta a 37 empleados de los medios de Toledo y Ciudad Real (18 de Toledo y 19 de Ciudad Real), el 66% de la plantilla total.

El objetivo de Promecal es convertir a ambos diarios en un semanal gratuito, indemnizando a los trabajadores que pierdan su puesto de trabajo con las cuantías mínimas que establece la legislación laboral para los procesos de despido colectivo, a pesar de que los ERE presentados no están basado en causas económicas, según las memorias explicativas.

Apoyo a la Asociación de Periodistas de Ciudad Real

La FAPE ya apoyó el pasado 17 de julio el comunicado de la Asociación de Periodistas de Ciudad Real (APCR) en el que pedía a la Promotora de Medios de Castilla-León (Promecal) que hiciera un ejercicio de responsabilidad y reconsiderara la decisión de acudir a la extinción de contratos.

Los medios locales cumplen una tarea imprescindible como es el control de los gobiernos locales, obligándoles a rendir cuentas. “Los periodistas sabemos que la ausencia de control abre el paso a los abusos y a la corrupción”, subraya la FAPE.

El despido de los periodistas influirá muy negativamente en la calidad de la información que se ofrece a la sociedad, al tratarse del único diario de papel en Ciudad Real. “Cada vez que un medio tiene problemas, pierde la profesión y perdemos todos”, concluye el comunicado.