El Gobierno de Aragón pide el cese del director de informativos de RTVE por “una tergiversación de la realidad”

611

El Gobierno de Aragón se ha dirigido a la presidenta de RTVE, Rosa María Mateo, exigiéndole responsabilidades, la apertura de una investigación y, en su caso, el cese del director de Información Enric Hernández. Lo ha hecho después de que este viernes el telediario de TVE, en una noticia sobre el número de contagios de coronavirus, incurriera en una “grave y deliberada tergiversación de la realidad”.

Desde el Área de Presidencia del Gobierno autonómico han señalado que se comparó a Aragón, “una pequeña Comunidad autónoma española, con países como Estados Unidos y Brasil -ambos en situación de contagios muy grave-“. Se resaltó “negativamente” el número de contagios de Aragón, “cuando es conocido que los datos que dan las diversas Comunidades autónomas no son homologables, ni comparables entre sí“.

En el telediario de la noche del pasado viernes que se mostraba una gráfica en la que Aragón aparecía al lado de EE.UU. y Brasil. Según la cadena nacional, la comunidad aragonesa tiene un índice de 237,9, mientras en EE.UU. se sitúa por encima con un 257,9 y Brasil muy debajo con un 171,3. En el conjunto del territorio español el índice es de 38 casos por cada 100.000 habitantes. La presentadora afirmaba que “con estos datos queda claro que la situación de Aragón es la menos favorable”.

El Ejecutivo aragonés ha asegurado que esta información ha causado un “grave perjuicio” a la imagen de este territorio” y, sobre todo, a su sector turístico”. Asimismo, ha remarcado que la mayoría de las 33 comarcas de Aragón están en la nueva normalidad, entre otros territorios, el Pirineo, la provincia de Teruel y “buena parte” de la de Zaragoza.

Todos, empresarios turísticos e instituciones, estamos haciendo un enorme esfuerzo para garantizar la seguridad sanitaria de todos los que nos visiten”, pero esto se “echa por tierra” con estas informaciones, ha esgrimido el Gobierno de Aragón, que también ha dado traslado de su “malestar” al Gobierno de España.